Captura de TV

Un joven estadounidense, identificada como Emma Riehl, de 19 años, sufre un raro mal que hace insoportable sonidos que para otros pueden pasar desapercibidos, como masticar, respirar o estornudar.

Ella sufre una rara enfermedad, conocida como misofonia, que genera en ella enojo, miedo, pánico, terror o angustia al escuchar los sonidos antes mencionados, refiere Daily Mail.

"Apenas siento uno de esos sonidos, me empiezo a incomodar, me siento ansiosa, nerviosa", comentó la joven, que, pese a su condición, va a la universidad.

"Por ejemplo, hay 25 chicos en mi clase y cinco de ellos están resfriados. Para mí es difícil lidiar con esto", agregó.

Cabe precisar que este mal no se trata de una fobia, sino de una condición neurológica.