Continúa el drama de los taxistas en los exteriores de la sede del Servicio de Taxi Metropolitano (SETAME) debido a que se acerca el final del plazo que la Municipalidad de Lima les ha dado para que pueden tramitar el cambio de la placa de rodaje.

En el lugar, ubicado entre los jirones Antonio Vargas y Guzmán Barrón, en el Cercado de Lima, se puede apreciar cerca de tres cuadras de largas filas de taxistas, a dos días de vencer el plazo para obtener el certificado de circulación que precisamente les permitirá realizar el cambio de placas.

El tiempo límite culmina este sábado 31 de mayo y los trabajadores del volante siguen reclamando que en vez del certificado de operación les estarían entregando un documento provisional que no les permite realizar el trámite ante la Sunarp.

La atención empieza a las ocho de la mañana pero algunos han pasado la madrugada en espera de ser atendidos primeros.