Ley juvenil: manifestantes marcharon por tercera vez contra nuevo régimen

Fueron dos los grupos que se movilizaron por Lima. Tras llegar a la sede de la Confiep, uno de ellos tomó la vía expresa de Paseo de la República y el otro la avenida Arequipa. Ambos grupos regresaron a la Plaza San Martín al promediar las 11.00 p.m. Se informó que periodistas de tres medios fueron agredidos.

Una nueva jornada en contra del Nuevo Régimen Laboral Juvenil se llevó a cabo este lunes 29 de diciembre. Esta tercera marcha convocó a menos personas que la anterior, sin embargo sirvió para que mantener la voz de protesta contra este régimen que es rechazado por un gran sector de la población.

Hasta el cierre de esta edición, se supo que los manifestantes lograron pasar el cerco de seguridad de la Policía e ingresaron a la Plaza San Martín, una vez ahí agredieron a los reporteros de tres medios de comunicación, según contó un reportero gráfico de RPP que estaba en el lugar.

Una de las afectadas fue la reportera de canal 4, Angélica Valdés, también otros periodistas de canal 2 y Canal 5. A ellos les lanzaron botellas de plástico con agua e incluso de vidrio.

EL DESARROLLO DE LA MARCHA

Desde horas tempranas los jóvenes se reunieron en la Plaza Dos de Mayo y en la Plaza San Martín y al promediar las 5.30 de la tarde, los primeros arribaron a la Plaza San Martín para desde ahí empezar con la movilización con rumbo a la sede de la Confiep.

Una vez ahí los manifestantes lanzaron arengas y consignas contra el nuevo régimen y pidieron su inmediata derogatoria. Acusaron también al empresariado de estar detrás de esta ley.

Luego el grueso de jóvenes, aproximadamente más de dos mil, se dividieron en dos grupos. Uno de ellos, liderados por el movimiento Renovar marcharon por la vía expresa de Paseo de la República con rumbo a la Plaza San Martín, en el trayecto invadieron la vía del Metropolitano y realizaron pintas en uno de los buses.

Otro grupo realizó un plantón en el cruce de la avenida Javier Prado con Petit Thouars, situación que fue superada. Luego prosiguieron su marcha hacia la Plaza San Martín por la vía expresa de Paseo de la República.

 

¿MARCHA PACÍFICA?

La manifestación pretendió ser pacífica desde un principio; no obstante, la policía nacional desplegó un gran número de efectivos para contener a la masa de jóvenes. A pesar de que el ministro del Interior, Daniel Urresti, señaló previamente que no habrían policías vestidos de civiles, se informó que efectivos encubiertos también custodiaban la marcha.

De otro lado, un numeroso contingente policial se apostó en las inmediaciones de la casa del presidente Ollanta Humala como precaución, por si los manifestantes pretendían acercarse al lugar a mostrarle su rechazo a la conocida como Ley Pulpín.

SE CONVOCÓ A NUEVA MARCHA

Luego de las movilizaciones del 18 y 22 de diciembre, nuevamente los jóvenes convocaron a una tercera marcha para exigir la derogatoria del régimen laboral juvenil.

Todas estas manifestaciones buscan la derogatoria de este nuevo régimen, que reduce beneficios a los trabajadores entre los 18 y 24 años como Compensación por Tiempo de Servicio (CTS), gratificación, vacaciones, seguro de vida, entre otros.

Al respecto, la Policía Nacional aseguró en un comunicado que garantizará la seguridad de quienes asistan a la manifestación.

Asimismo, exhortó a los jóvenes a participar pacíficamente en la marcha.

LIBERAN A DETENIDOS POR REPARTIR VOLANTES

La presidenta del Consejo de Ministros, Ana Jara, confirmó la liberación de los tres jóvenes que fueron detenidos en las inmediaciones del Mall Aventura Plaza de Santa Anita, repartiendo volantes para convocar a la tercera marcha contra la ley laboral juvenil.

La activista Rocío Silva Santisteban informó a través de cuenta de Twitter que los jóvenes fueron identificados como Julián José Espinoza Nole (27), Harold Manuel Moreno Avellaneda (20) y Mario Jesús Heredia Peláez (18 años).

¿Por qué fueron detenidos?

El Ministerio del Interior señaló mediante un comunicado que el accionar de la Policía Nacional fue en respuesta a una llamada de la asistenta de la gerencia del mencionado centro comercial, Jahaira Mogollón Chauco (24), quien reportó una "alteración del orden público en el establecimiento, y solicitó apoyo policial". 

"Tras su detención, los tres jóvenes fueron trasladados a la comisaría de San Anita, donde luego de las diligencias de ley se retiraron a sus domicilios", se lee en la misiva.