RPP/ Marco Re

La moda peruana ya está en los ojos del mundo. Parecen lejanos aquellos tiempos en los que los diseñadores peruanos necesitaban nutrirse de influencias extranjeras para hacer sus diseños, y lo más exclusivo venía de tierras anglosajonas o europeas.

Ahora, gracias al denodado esfuerzo de la organización del Lima Fashion Week, no solo los peruanos aprendimos a ver la moda con mejores ojos, sino que diseñadores de otros países han tomado atención a nuestro país, además de sus diseños por su excelente calidad en las telas y fibras.

En el Círculo Militar de Chorrillos, se realizó la 7ma edición del LIF Week que en su gala de clausura trabajo aventuradas colecciones de diseñadores jóvenes como Noe Bernacelli o Jessica Butrich, así como muestras de destacados modistos nacionales como Gerardo Privat y Jorge Luis Salinas.

Antes de empezar la gala de desfiles, RPP conversó con Carlos Andrés Luna, director de imagen del LIF Week quien resaltó el crecimiento de la industria de la moda en el Perú, así como la presencia de personajes extranjeros de este glamoroso mundo. Además destacó la presencia del público, que en esta edición bordeó las 12 mil personas en los tres días que duró el evento.

Los diseñadores Jessica Butrich, con diseños basados en colores vivos y veraniegos; Noe Bernacelli, con arriesgados diseñados en los que explotó las líneas y las figuras romboides; y Jazmín Chebar, quien vistió la pasarela de verde para emular un bosque de modelos, abrieron el primer bloque del evento de clausura.

Como acto central, Gerardo Privat engalanó la pasarela con elegantes vestidos largos en los que explotó los colores rojos y dorados, además de los amplios cortes de pierna. Asimismo, las flores no le restaron elegancia a su muestra.

La diseñadora argentina Angie Schlegel vistió de blanco la pasarela, con largos vestidos en blanco bordado y el uso de telas satinadas, además de brillos y encajes que le pusieron mucho glamour a la noche.

Como cierre, el diseñador Jorge Luis Salinas inspiró su colección en las Bodas de Oro de sus padres (reveló que diseñó el vestido de novia de su madre para esta ocasión) y mostró una avezada propuesta conformada por vestidos de novia hechos de tela y papel, con alucinantes diseñosy cortes, además de vanguardistas hombreras y sombreros propios de cualquier película de ciencia ficción.

La mejor modelo del LIF Week, fue la joven Stephanie Schiller quien lució prendas de Jorge Luis Salinas y dará la cara representando al país en pasarelas internacionales, además de ganar un premio de una famosa línea aérea.

Rob Reyna (@rob_core)