Agua potable
Sunass recomienda a la población tomar medidas preventivas ante el Fenómeno El Niño. | Fuente: Andina

La reducción de la presión del agua en los hogares de Lima y Callao a raíz de la ausencia de lluvias en la Sierra central será principalmente de noche y madrugada, es decir durante horas de menor consumo, aseguraron este viernes voceros de Sedapal.

Recordaron que la ausencia de lluvias está afectando las cuencas de los ríos Rímac y Chillón, principales fuentes de agua para Lima y Callao, por lo que la regulación del agua potable permitirá cubrir el abastecimiento a toda la población capitalina.

La disminución de lluvias en la sierra central es consecuencia del Fenómeno El Niño. Como medida de prevención, Sedapal dispuso la captación de agua a través de la fuente subterránea, con la utilización de 300 pozos en Lima y Callao.

"Normalmente en esta época del año llueve en la sierra y las cuencas se cargan. Pero ahora no hay lluvias y por eso estamos sacando agua de los pozos, lo cual no debería ocurrir en el verano", añadió el vocero de Sedapal.

Frente a ello, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) recomendó a la población tomar medidas preventivas ante el Fenómeno El Niño, y estar al tanto del cronograma de restricción del servicio debido a la disminución de los caudales de los ríos Chillón y Rímac en un 75% y 30% respectivamente.

Asimismo, aconsejó a los usuarios almacenar agua en baldes, ollas y otros recipientes para no verse afectados ante el corte del suministro.  

Igualmente, pidió a los usuarios que tienen sus predios en desnivel o debajo del ras de la pista instalar muros que impidan el ingreso del agua, ante las lluvias que se han suscitado en la capital provocando aniegos y el colapso de las redes de alcantarillado.

Exhortó a los usuarios el evitar arrojar desechos sólidos en los desagües, pues esta práctica obstruye las tuberías y ocasiona el colapso de la red de alcantarillado, perjudicando el servicio.

De igual modo, Sedapal invocó a la población hacer uso racional de este vital recurso a través de buenos hábitos de consumo y evitar el desperdicio reparando las instalaciones sanitarias defectuosas al interior de los predios.

Andina