RPP/Claudia Alarco

La familia del alcohólico sufre terriblemente, adolecen de escaso funcionamiento familiar. Son familias arrastradas y marcadas por el conflicto, el caos, la desolación y la enfermedad.  

Al momento, no hay una cura para el alcoholismo. Ciertamente hay diversos tratamientos que manejan la cronicidad y degeneración de la enfermedad.

Por otro lado, los terapeutas de familia denominan a la familia alcohólica como una familia psicosomática (el cuerpo expresa lo que el alma calla), en la cual la familia parece actuar oportunamente cuando algunos de sus miembros se encuentra enfermo.                      

 Consecuencias de padres alcohólicos en los hijos:                       

1.- Culpabilidad: el niño puede creer que es el responsable de que su padre/madre se alcoholice.

2.-Angustia: el niño puede estar excesivamente ansioso acerca de la situación en su hogar. Puede sentir mucho miedo que el padre alcohólico se enferme o se dañe, y vivir aterrado por la violencia familiar. 

3.- Vergüenza: los padres pueden trasmitirle al niño el mensaje de que hay un terrible secreto en el hogar. El niño siente miedo y vergüenza por ende, no invita a sus amigos (su vida social se deteriora)

4.- Distorsión: el padre alcohólico es impredecible, puede ser tierno y convertirse en un ser violento sin ninguna relación con el comportamiento del niño.

5.- Rabia: el niño siente rabia contra el padre alcohólico porque bebe tanto y suele estar enojado también con el padre que no es alcohólico porque no lo cuida y cura.

6.- Trastorno del ánimo: el niño se siente solo e imposibilitado de poder hacer algo para cambiar la situación.        

Finalmente, muy aparte de que los hijos de alcohólicos tienen una gran posibilidad de, a futuro, ser alcohólicos, los estudios nos revelan además que frecuentemente tienden a casarse con personas que ya son o van a ser alcohólicas. 

Es posible que aunque no se vuelva alcohólico o se case con alguien alcohólico, obtenga comportamientos psicológicos que podrían causarle problemas en su edad adulta. Asimismo, los adultos que fueron hijos de alcohólicos presentan problemas  para identificar y expresar sentimientos. Se tornan seres muy rígidos y controladores. Con frecuencia sus vidas están llenas de una sensación confusa de miedo, rabia, y culpa. 

Los hijos de padres alcohólicos suelen desarrollar la depresión en algún momento de su vida, y rara vez logran establecer un funcionamiento personal, social y familiar óptimo. 

Aporte brindado por: Dra. Maribel Briceño- Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta -Máster en Asesoramiento Familiar. 

Teléfonos: 445 9974 / 96353 5128

E-mail: marivelbr@gmail.com

Nuestra invitada: Dra. Maribel Briceño

***************

Para participar en nuestro programa, puedes contactarte con nosotros a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.

Recuerda poner tu edad y tus comentarios no deben exceder las seis líneas.

Era Tabú, de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

***************

Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.

***************

Producción: Claudia Alarco La Cruz