Los Olivos
La fiesta se realizaba en el segundo piso del local. | Fuente: Jorge Callán/RPP

El abogado penalista Carlos Caro estimó este lunes que los responsables de la fiesta (organizadores, el dueño del local, así como el administrador) en una discoteca, ubicada en el distrito limeño de Los Olivos, podrían afrontar hasta 35 años de cárcel.

"Si estamos hablando de un homicidio simple, las penas van hasta 20 años, pero si hablamos de un asesinato, pueden llegar hasta 35 años de cárcel. No estamos hablando de penas leves, sino de las más graves del sistema", dijo durante una entrevista con RPP.

Al menos trece personas han muerto durante una intervención policial en el establecimiento Thomas Restobar, ubicado en la avenida El Zinc 223, para hacer cumplir la orden de inamovilidad social decretada por el Gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

El general de la Policía, Orlando Velasco, dijo que, en un reducido espacio, los agentes encontraron a unos 120 asistentes, muchos de ellos intentaron escapar por la única escalera que llevaba a la salida (primer piso).

En un comunicado, el Ministerio del Interior aseguró que la Policía Nacional no utilizó armas o gases lacrimógenos para desalojar el local donde se celebraba la fiesta; sin embargo, algunos testigos dicen lo contrario.