EFE

Las labores de rescate de las víctimas del ferri surcoreano hundido el pasado 16 de abril continuaron hoy suspendidas debido al mal tiempo mientras 29 personas siguen desaparecidas.

Los fuertes vientos y olas han hecho que los servicios de rescate decidieran hoy no reanudar las operaciones dentro del barco hundido después de que ayer fueran suspendidas por la misma razón.

Cuando se cumplen 26 días del naufragio del ferri Sewol, en el que viajaban 476 pasajeros, todavía quedan por rescatar los cuerpos de 29 personas, mientras que la cifra de muertos asciende a 275, la mayoría de ellos estudiantes de un instituto.

Los responsables de las operaciones, llevadas a cabo por buceadores de la Marina, la Guardia Costera de Corea del Sur y buzos civiles, han decidido suspender su actividad hoy por cuestiones de seguridad.

Los servicios de meteorología advirtieron en la zona de olas de 1,5 y 2,5 metros y vientos de entre 10 y 14 metros por segundo, y prevén que las condiciones empeoren a lo largo de la tarde con fuertes lluvias.

Los equipos de emergencia del Gobierno dijeron hoy que reanudarán las operaciones en cuanto mejoren las condiciones meteorológicas, probablemente el lunes por la mañana cuando se espera que se retiren las alertas.

Los grupos parlamentarios de Corea del Sur acordaron celebrar una sesión extraordinaria para debatir y hacer un seguimiento de la investigación del naufragio que con más de 300 muertos y desaparecidos ha conmocionado profundamente al país.

Los representantes de las formaciones políticas revelaron hoy que el Parlamento pretende, al margen de posturas partidistas, llegar al fondo de las causas de suceso, conseguir un castigo para los responsables y trabajar en la prevención de accidentes de este tipo, informó la agencia Yonhap.

EFE