Mayor número de residentes legales en EU son mexicanos

Según el Departamento de Seguridad Interior, en los Estados Unidos viven 12.5 millones de personas con residencia permanente, de ellos, 3.3 millones son mexicanos. El informe del DHS (por sus siglas en inglés), indica que los migrantes peruanos están entre los últimos grupos con documentos legales.
reportealdia.blogspot.com

 

Las estadísticas  muestran que más de seis millones de mexicanos, de los 11  que viven en Estados Unidos, carecen de documentos legales.

El director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos,  Alejandro Mayorkas, manifestó  que del total de inmigrantes con residencia permanente, ocho millones podrían solicitar la ciudadanía.

Así mismo,  anunció  la  campaña publicitaria a ejecutarse durante los  próximos tres años,  orientada a  informar sobre las ventajas de obtener la ciudadanía estadounidense y las responsabilidades que  se adquiere con ella.

De los 12.5 millones de residentes permanentes que se contaron en Estados Unidos, un 26% son mexicanos. El segundo grupo mayoritario son los filipinos, seguidos de los chinos, indios, y dominicanos, que representan 420 mil residentes permanentes.

Sin embargo, el pago inicial de casi 700 dólares  al presentar  la solicitud de ciudadanía puede frenar la intención de pedir la ciudadanía. 

En Estados Unidos hay 360 mil cubanos que son residentes permanentes, mientras que los salvadoreños son 320 mil, los colombianos 230 mil y los guatemaltecos 180 mil. Los peruanos se encuentran más abajo en la lista, siendo 130 mil residentes permanentes.

El tema de la reforma migratoria cobra actualidad  luego que el Presidente Barack Obama tuviera reuniones con  especialistas en el tema y  hablara a  favor de ella recientemente, durante un discurso pronunciado en Texas.

"Creemos que una reforma migratoria comprensiva es realmente muy necesaria"; pese a que organizaciones de ayuda al inmigrante  lo han criticado por una posición más débil respecto al tema.

Por otro lado, se recordó que el 2007, el ex presidente George W. Bush promovió una reforma que  fracasó  por considerarla como equivalente  a una amnistía para inmigrantes que infringieron la ley entrando ilegalmente al país.