Ministro del Ambiente participó en campaña de limpieza de playas

Manuel Pulgar Vidal, participó en la campaña de limpieza realizada este domingo en la playa Carpayo del Callao, por voluntarios de la Iglesia de Dios y personal del municipio chalaco.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, participó en la campaña de limpieza realizada este domingo en la playa Carpayo del Callao, por voluntarios de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial, y personal del municipio chalaco.

Pulgar Vidal resaltó el apoyo de la comunidad religiosa, que de manera simultánea llevo a cabo esta misma labor en otras 14 playas y diez ríos a nivel nacional con la participación de seis mil de sus fieles.

Indicó el objetivo de esta campaña no se limita al acto de limpieza, sino que, sobretodo, pretende generar conciencia sobre la necesidad de no arrojar residuos al mar. Indicó que esta mala práctica atenta contra los espacios públicos y el medioambiente.

Señaló que los desechos que se acumulan en la playa Carpayo y otras del mar chalaco, provienen de las playas del sur de Lima que son arrastrados por la corriente marina, y también responde al arrojo de desmonte al mar en los distritos de Magdalena y San Miguel.

"Nuestras acciones tienen consecuencias ambientales que tenemos que interiorizar. Tenemos que saber que si somos capaces de no arrojar objetos de plástico, como las botellas de agua o bebidas gaseosas, probablemente estas campañas no tendrían que hacerse", manifestó.
 
PIDE NO QUEMAR MUÑECOS NI LLANTAS EN AÑO NUEVO

De otro lado, el titular del Minam, invocó a la población a no quemar muñecos, llantas ni cualquier otro objeto inflamable y contaminante en las celebraciones de Año Nuevo. Indicó que ello no solo contamina el aire y afecta la salud, sino que puede generar incendios.

Precisó que la quema de este tipo de materiales genera concentración de dióxido de azufre y material particulado en el aire, lo que afecta principalmente a niños y ancianos, quienes se ven expuestos a contraer enfermedades respiratorias.

"Lima ya es una ciudad con mucho material particulado, porque es una ciudad asentada en un desierto y hay mucho polvo que agudizan las enfermedades respiratorias. En consecuencia, invoco a la población a celebrar el Año Nuevo sin tener que recurrir a la quema de muñecos, llantas u otros materiales inflamables", declaró a RPP Noticias.

PROTECTOR SOLAR A BAJO COSTO

En otro momento, el ministro adelantó que su sector junto con el Instituto Nacional de Salud están produciendo un protector solar de bajo costo que será distribuido próximamente a la población, sobre todo la más pobre, para que pueda protegerse de la radiación ultravioleta, que en algunas zonas del país está llegando a niveles extremos.

"En Lima no hemos llegado a niveles extremos, pero puede que ello ocurra en la medida que avanza el verano. Hay regiones como Ica, Piura y Tumbes en las que las temperaturas máximas sobrepasaron los 30 grados Centígrados", anotó.