Jussy Pizarro

 

El Ministerio de Justicia informó en un comunicado, que la obra proyectada al interior del penal de Cañete no se iniciará hasta que la población conozca plenamente los alcances y la necesidad de dicho proyecto.

"Así, cualquier decisión sobre las obras quedará sujeta al proceso de diálogo con las autoridades y dirigentes de la población", indican. 

 

Indican que el INPE dispuso que se utilice el E.P. de Cañete solo para internos primarios de baja peligrosidad, y no se admitirá un incremento en la población actual del mencionado penal, procurando que ésta sea básicamente de la zona.

 

Las obras proyectadas consisten en la construcción de dos pabellones para reducir el hacinamiento, así como la rehabilitación y remodelación de las aulas para la educación y talleres, cocina y auditorio.

"Mientras persistan los actos de violencia, no existen las condiciones que permitan el diálogo. Por ello, el MINJUS ha solicitado a la Defensoría del Pueblo, que interponga sus buenos oficios para restablecer los canales de comunicación y retorne la paz social", señalan.

 

 

Asimismo, lamentaron la pérdida de una vida humana. "Los hechos de violencia y desmanes producidos por la realización de las obras dentro del penal de Cañete las que tienen por finalidad atender los problemas de seguridad y hacinamiento".