AFP/Referencial

Al menos 37 insurgentes murieron y otros 18 resultaron heridos  tras una serie de bombardeos de las Fuerzas Aéreas paquistaníes en la región tribal de Khyber, en el noroeste del país, informaron a Efe fuentes oficiales.

La operación militar tuvo lugar en el conflictivo valle de Tirah, según un funcionario de la administración local, que añadió que diversas viviendas fueron destruidas durante los ataques.

De acuerdo con un mensaje remitido a Efe por una fuente militar, los bombardeos se efectuaron tras confirmarse que "esos terroristas" estaban implicados en diversos ataques recientes, entre ellos el que costó la vida a una veintena de personas en un mercado de Islamabad.

El operativo de las Fuerzas Aéreas, primero de este tipo tras casi dos meses de tregua tácita del Ejército paquistaní, llega una semana después de que el principal grupo talibán decidiera poner fin al alto al fuego que había decretado a inicios de marzo.

El pasado martes, ocho personas, entre ellas cinco policías, murieron en dos ataques perpetrados en el noroeste del país contra las fuerzas de seguridad y que, aunque no fueron reivindicados, seguían el "modus operandi" habitual de la insurgencia talibán.

Representantes del Gobierno e intermediarios del principal grupo talibán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), se encontraron ayer en Islamabad para intentar revivir la tregua y reconducir unas conversaciones de paz iniciadas formalmente en febrero, pero que apenas han dado resultados tangibles.

El jefe de los enviados del TTP, Samiul Haq, declaró ayer que en el encuentro prevaleció un ambiente de confianza y se acordó crear un subcomité para analizar las reservas planteadas en el proceso.

 

EFE