La escocesa Susan Boyle (47), la nueva sensación de Youtube que participó hace unos días en el programa "Britain"s got Talent" (Gran Bretaña tiene talento) y deslumbró a la audiencia y jueces con su voz, reveló a través de la prensa que siempre tuvo afición por el canto y que su madre la animó desde los doce años a cantar en el coro de su iglesia.

Boyle, quien interpretó el pasado 11 de abril "I Dreamed a Dream" (Soñé un sueño) de la obra teatral Los Miserables, es una católica de la localidad escocesa de Blackburn en West Lothian. Según Times online, Boyle nació con una discapacidad para el aprendizaje pero siempre soñó con llegar a ser cantante profesional.

Antes de su presentación en el concurso británico, la audiencia y los jueces se mostraron escépticos frente a la presentación de Boyle, pero quedaron impresionados al escucharla cantar. Con total unanimidad, decidieron que siga avanzando en el concurso.

La mujer soltera y con siete hermanos ha dicho que todavía no cree el éxito que ha obtenido y recuerda que fue su madre quien "la animó a unirse a un coro hace muchos años, cuando tenía unos 12. Recuerdo que me dijo que comience con el coro para ver adónde llegaba con eso".

Boyle explica además que siempre se limitó a cantar en el coro de la Iglesia a la que asiste y en karaokes para poder cuidar a su anciana madre, que falleció hace dos años cuando tenía 94. Ella dejó de cantar cuando eso sucedió, según señala The Times Online.

Susan considera que la hostilidad inicial del público ante el que cantó en "Britain"s got talent" se debe a que "la sociedad moderna es muy dada a juzgar a las personas por su apariencia".

"No se puede hacer mucho al respecto porque es la manera cómo piensan, es su forma de ser. Pero tal vez esto les pueda enseñar una lección", añadió.