Juan Valero, Director de la Ong Red Titikaka, dijo es necesario tomar en cuenta las opiniones de los niños, niñas y adolescentes porque ellos brindan respuestas y alternativas sobre cómo enfrentar el trabajo infantil, además de reconocer cómo les afecta.

“Hemos trabajado con niños, niñas y adolescentes de Puno, y cuando conversamos sobre el trabajo infantil, ellos manifiestan con temor y preocupación que es una realidad que les gustaría cambiar. Su trabajo es duro y no les da tiempo para hacer sus tareas. En los talleres piden al Gobierno y a todas las instituciones que luchen por cambiar su realidad”, dijo Valero.

Asimismo, dijo que su labor inició en 1992, logrando sensibilizar a las personas sobre los derechos de los niños, las necesidades de invertir en el futuro y la necesidad de apostar e invertir en la primera infancia.

“Es importante escuchar las opiniones y los sentimientos  de los niños, niñas y adolescentes trabajadores,  pero aún más importante es tomarlos en cuenta para buscar juntos con ellos, las soluciones a sus problemas, incorporando sus ideas en el diseño de las políticas públicas”, puntualizó.