Noruega aliviada por condena contra Behring Breivik

El ultraderechista Anders Behring Breivik fue condenado a 21 años de cárcel prorrogables por los ataques que causaron la muerte a 77 personas hace un año en Oslo.

Supervivientes de los atentados, familiares de las víctimas y distintos políticos se mostraron hoy satisfechos después de que el tribunal de Oslo condenó al ultraderechista Anders Behring Breivik a 21 años de cárcel prorrogables por los ataques que causaron la muerte a 77 personas hace un año en Noruega.

Tore Sinding Bekkedal, que sobrevivió a la matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas (AUF, por sus siglas en noruego) en la isla de Utøya, dijo sentirse "aliviado" y admitió que era lo que "esperaba", en vez de una sentencia que considerase a Breivik un enfermo mental y lo enviase a un centro psiquiátrico.

De "gran alivio" calificó el veredicto Adrian Pracon, el joven al que el fundamentalista cristiano Breivik respetó su vida porque según él le recordaba a él mismo de joven y se parecía a un ultraderechista: "Quiero seguir adelante y este es el primer paso", afirmó.

Viljar Hanssen, que sobrevivió pese a recibir cinco balazos y estuvo meses ingresado en un hospital, escribió en su cuenta de Twitter: "Al fin. Punto final".

Los representantes legales de las víctimas coincidieron en señalar el "alivio" que les habían manifestado muchos de sus clientes al escuchar la condena e invitaron a la Fiscalía a no recurrir la sentencia para evitar un nuevo juicio, ya que Breivik previsiblemente no apelará.

En términos similares se manifestaron varios miembros del Grupo de Apoyo Nacional por el 22 de julio, que agrupa a afectados por el doble atentado en el que murieron 77 personas, 8 tras explotar una furgoneta bomba en el complejo gubernamental de Oslo y el resto en la matanza de la isla de Utøya, al oeste de la capital.

El secretario general de AUF, Eskil Pedersen, admitió en un descanso de la vista sentirse "feliz y muy satisfecho", porque la sentencia supone un "punto final" y coincide con los deseos de las víctimas y los familiares.

"Un hombre intentó eliminar a una generación de AUF y nos ha afectado con dureza, pero no consiguió derrotarnos", dijo.

Raymond Johansen, secretario general del Partido Laborista noruego, calificó el veredicto de "resultado más lógico" del caso, pues se trata de "un terrorista de extrema derecha calculador que asesinó a 77 personas y tomó su inspiración en Internet de otras personas con sus mismas ideas".

La vista continuaba en la sala 250 del juzgado de Oslo con el repaso a las circunstancias que rodearon la masacre de Utøya, lo que hizo que algunos familiares no pudiesen reprimir las lágrimas.

Al igual que en todo el juicio, Breivik no mostró ninguna reacción y se limitó a tomar notas de vez en cuando.

EFE