La edición número 84 de los Oscar, será recordada principalmente por sus ganadores, pero también por las anécdotas y discursos; además de los momentos graciosos, embarazosos y de tensión.
La noche del domingo estuvo marcada por una de las acciones que más ha llamado la atención en la alfombra roja del ex Teatro Kodak.

Sacha Baron Cohen desafió a la Academia de Hollywood e hizo caso omiso a sus advertencias en contra de asistir a la gala vestido como el General Alardeen, el dictador que interpreta en su próxima película.

En compañía de su pareja Brad Pitt, la actriz Angelina Jolie llamó la atención una vez más por su cuerpo extremadamente delgado que dejó lucir durante su paso por la alfombra roja.

Quienes también lucieron sus cuerpos, aunque con mejor figura fueron las actrices Jennifer López y Cameron Diaz; ambas compararon sus derrieres al presentar dos premios durante la ceremonia.

No es la primera vez que los Muppets se cuelan en la gala como presentadores. Miss Piggy y la Rana Kermit dieron paso al Circo del Sol, espectáculo que volvía a la gala de los Óscar diez años después de la última ocasión.

Quien se robó el show durante la premiación fue una estrella de cuatro patas. Uggy, el terrier que participó en la película El Artista, se convirtió en el primer can en la historia de los Oscar en subir al escenario del ex teatro Kodak junto al elenco del filme.

Así, la gala del 26 de febrero seguramente será recordada sobre todo como una noche "a la francesa".  El Artista es la segunda mejor película muda en ganar un Oscar,  pues la primera fue "Wings" galardonada durante la edición de los premios de 1927.