Padre e hija son asesinados en vivienda en San Miguel

El principal sospechoso del doble asesinato es un ciudadano argentino, pareja de la hermana menor de la fallecida.
Primeras indagaciones realizadas en la escena del crimen descartarían que el móvil del doble asesinato haya sido un robo. | Fotógrafo: Facebook / Grecia Gisell Ruiz Degollar

Un padre y su hija fueron asesinados a balazos al interior de su vivienda, ubicada en la cuadra 1 de la avenida Cristobal de Lozada, en el distrito limeño de San Miguel.

Los fallecidos fueron identificados como Jorge Luis Ruiz Lozano (58) y Grecia Gisell Ruiz Degollar (21), informó RPP Noticias.

El principal sospechoso es la pareja de la hermana de 15 años de la víctima, a quien conocía desde hace 2 años y con quien habría intentado fugar a la Argentina, país de origen del presunto homicida.

Las primeras indagaciones realizadas en la escena del crimen descartarían que el móvil del doble asesinato haya sido un robo, dijo un agente policial.

¿Historia de venganza?

Para la Policía existiría una historia de venganza, pues en el celular de la quinceañera hallaron mensajes que revelarían que la joven inducía al argentino Juan Manuel Salinas Elder (22), a acabar con todos aquellos que se oponían a la relación de ambos.

Para la Policía existiría una historia de venganza, pues la fallecida descubrió que su hermana menor intentaba fugar con su pareja, el argentino sospechoso del crimen. | Fotógrafo: RPP

Precisamente Grecia Gisell Ruiz Degollar, la fallecida, al darse cuenta de que su hermana menor pretendía fugar con su pareja, habría dado informe a los padres, según informó la madre.

Dos detenidos

El argentino Juan Manuel Salinas fue detenido en el tercer piso de la vivienda junto a César Yacila Gallardo, un exmiembro del Ejército peruano que portaba un arma de fuego. Ambos son sospechosos y también la adolescente, hermana menor de la occisa.

En declaraciones a la prensa, el argentino negó su participación en el crimen y dijo que se encontraba en el inmueble porque su enamorada la había llamado. "Ella me llamó asustada porque ha escuchado ruidos dentro de la casa y yo vine a verla, es lo único que he hecho", aseguró.

La menor de 15 años, por su parte, fue llevada a un centro de salud al sufrir una descompensación.

De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por peritos, agentes de homicidios y un fiscal, en presencia del sospechoso, las cerraduras de las puertas de la vivienda no fueron forzadas, es decir, que alguien las abrió. Además, las cámaras de seguridad habrían sido desactivadas.

¿Qué opinas?