Padres que no saben corregir a sus hijos desafiantes

Los chicos rebeldes y desafiantes que no son corregidos a tiempo por sus padres, pueden repetir esos patrones de conducta en sus relaciones de pareja.
Morguefile

Llegan tarde a casa, no colaboran y rompen con las reglas de convivencia; ¿hasta qué punto esta actitud desafiante en los jóvenes puede repercutir posteriormente en su vida sexual y personal si no se les pone un freno? ¿Cómo pueden los padres y madres de familia encarar este tipo de situaciones con sus hijos o hijas rebeldes?

La rebeldía adolescente es seguramente una de las etapas más difíciles con las que los padres tienen que lidiar a lo largo de su vida como progenitores. No estudiar, llegar tarde a casa, ser impertinentes, o no ayudar en las tareas familiares, algunas de las actitudes que nos pueden desconcertar durante este largo periodo que se da desde los 12 a los 18 años.

Las causas de esta rebeldía en los jóvenes tienen que ver con las características individuales de los niños y adolescentes que explican por qué algunos son más fáciles de educar e inspiran más ternura que otros. Los chicos con temperamento difícil son los que tienden a desarrollar comportamientos de rebeldía. Otro aspecto relacionado con los jóvenes tiene que ver con la forma cómo interpretan lo que pasa a su alrededor. Se ha encontrado que los niños y adolescentes rebeldes realizan interpretaciones erróneas acerca de las interacciones con sus padres.

¿De qué manera los padres pueden recuperar la autoridad perdida cuando la conducta del adolescente rebelde supera los límites? La conducta rebelde del joven está relacionada con la inmadurez, el poco control de las emociones y falta de experiencia de los adultos hacia ellos. El abandono físico y emocional, exceso de disciplina y restricciones, intolerancia a las cosas propias a la edad de los chicos, problemas generacionales, permisividad sin restricciones, no ser consecuentes de lo que dicen con lo que hacen, entre otros, lleva a los jóvenes a adoptar actitudes rebeldes y en algún momento de su vida perder todo respeto a sus progenitores.

Todo ello desencadenará el temor de los padres, quienes no sabrán cómo afrontar el problema. Por ello es recomendable armarse de paciencia, porque una respuesta con violencia solo ahondará aún más la crisis en el hogar. La conducta de los chicos es el resultado del tipo de educación que se haya impartido en casa; pero con apertura, tranquilidad y comprensión; y sobre todo, sabiendo escuchar, sin adelantar juicios, podrán llegar a un mejor entendimiento con sus hijos.

Lo importante es que ante una situación de crisis, los padres reaccionen inmediatamente con responsabilidad y consecuencia. Dejar que los chicos tomen la rienda de la situación, solo contribuirá a que esos patrones adquiridos en el hogar lo repliquen en un futuro cuando les llegue el momento de formar una familia, en sus relaciones de pareja, y hasta en su estabilidad emocional y sexual.

**************
Si deseas hacer alguna consulta sobre este tema, entonces no dejes de participar a partir de las 4:30 de la tarde, que el Dr. Fernando Maestre atenderá todas tus inquietudes sobre este tema.
**************
Deja tu comentario, no mayor de seis líneas, indicando tu edad, para que sean respondidos en el programa. Recuerda, los textos muy extensos no serán publicados ni resueltos durante el programa. Recuerda ser preciso en tu consulta.
**************
Para participar en Era tabú o comentar nuestros temas, puedes llamarnos a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.
**************
Era Tabú de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.
**************
Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.
**************
Producción: Amelia Villanueva Ramirez
T: 215 0200 (2434)
E-mail: avillanueva@gruporpp.com.pe
Paseo de la República 3866, San Isidro