Países árabes condenan explosiones terroristas en Boston

Secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, expresó su solidaridad con el pueblo y el Gobierno estadounidense y sus condolencias a las familias de las víctimas.

Egipto, Jordania, Líbano, Emiratos e instituciones regionales como la Liga Árabe y la suní Al Azhar condenaron hoy las explosiones del martes en Estados Unidos y las calificaron de "criminales y terroristas".

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, destacó en un comunicado el rechazo de su organismo, con base en El Cairo, a "este tipo de actos criminales".

Al Arabi expresó su solidaridad con el pueblo y el Gobierno estadounidense y sus condolencias a las familias de las víctimas en estos atentados, que causaron tres muertos y más de 140 heridos.

Por su parte, la institución de Al Azhar, la más prestigiosa del islam suní, expresó su gran preocupación por estas explosiones y recordó que "el derramamiento de sangre está prohibido".

"El derecho a la vida es el gran objetivo de todas las religiones y legislaciones", subrayó Al Azhar, que llamó a abandonar la violencia y fomentar la paz.

La Presidencia egipcia condenó en una nota también las explosiones y expresó su solidaridad con los heridos y con los familiares de los muertos.

En la misma línea, el presidente libanés, Michel Suleiman, y el primer ministro saliente Nayib Mikati calificaron de "acto terrorista" lo sucedido en Boston.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) informó de que Suleiman envió un telegrama diplomático a su homólogo Barack Obama para condenar ese atentado y presentar sus condolencias a las víctimas.

De "actos terroristas y criminales" también calificó el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en un comunicado lo sucedido en Boston.

El ministro emiratí de Exteriores, Abdalá bin Zayed al Nahyan, consideró que esas acciones "tienen como objetivo desestabilizar la seguridad de EEUU" y afirmó que su país apoyará a Washington en la lucha contra el extremismo y el terrorismo.

El jefe de la diplomacia emiratí hizo hincapié en la necesidad urgente de que todo el mundo esté en contra del terrorismo y que luche contra él, "sean cuales sean sus motivos y justificaciones".

El Ejecutivo jordano mostró por su parte "la fuerte condena" de su país a esas "agresiones criminales" y sus condolencias a las autoridades de EEUU y a las víctimas.

"Jordania tiene una actitud de principios al rechazar esos actos ya sean criminales o terroristas e independientemente de su origen", afirmó el portavoz gubernamental, Mohamad Momani.

El Centro de Coexistencia Religiosa, con base en Ammán, instó a "las buenas personas que creen en la dignidad y la libertad de creencia que rechacen juntas este acto cobarde y cualquiera similar que solo sirve al diablo".

EFE