Demi Moore, Cameron Díaz y la española Penélope Cruz encabezan la lista de las mejor vestidas en la gala de los premios Oscar, en la que brillaron no solo por sus atuendos sino por las joyas discretas que lucieron, pero no por ello menos costosas.

La revista People, especializada en famosos, catalogó hoy a las tres actrices entre las mejores, mientras que la publicación Ok! apunta a Zoe Saldana, Mariah Carey y Charlize Theron entre las peor vestidas en la gala de ayer.

Cruz, nominada como mejor actriz de reparto por su papel en el musical "Nine", deslumbró con un vestido de raso rojo oscuro, de Donna Karan couture, con escote palabra de honor, rematado con unas jaretas en pico, al que la web moviefone.com le da literalmente un diez.

El sitio de Internet destaca que es sin duda un "modelo ganador", que "se ve como un perfecto diez en la alfombra roja de los Óscar".

La actriz eligió además unos pendientes largos de diamantes de 18 quilates de Chopard, al igual que el brazalete de platino y diamantes tallados en forma de esmeralda de 28 quilates y el anillo de oro blanco y diamantes de 16 quilates, indica People, que publica en su edición electrónica el valor de algunas de esas joyas.

Otra de las actrices que brilló con luz propia, según la revista, fue la dulce Cameron Díaz, con un vestido dorado de Óscar de la Renta, que acompañó con unos pendientes de aro en oro blanco, de tonalidades amarillo y rosa, con incrustaciones de diamante de Cartier, de 49.500 dólares, así como un anillo de las mismas piedras valorado en 58.100 dólares.

Según MTV, Díaz se arriesgó con ese vestido de De la Renta que, a su juicio, podría haber sido demasiado, pero "consiguió que funcionara" al llevar el pelo suelto y un poco ondulado a un lado, dándole un estilo al más puro estilo de los clásicos de Hollywood.

Con una cola de sirena en tonos dorados, Sandra Bullock recibió el primer Óscar de su carrera por el papel dramático en "The Blind Side" y entró en la categoría de las mejor vestidas con un atuendo de Marchesa, según apunta la cadena MTV, que señala que acertó de pleno con su elección.

People también incluye dentro de sus favoritas a Demi Moore, con su modelo entallado de Versace en dos tonos de color salmón, y destaca los pendientes largos con zafiros y perlas de Van Cleef & Arpels.

Entre las joyas más costosas están las de la actriz y cantante de origen hispano Jennifer López, cuyo vestido palo de rosa, de Armani Privé, con escote palabra de honor y una llamativa cola, mantiene a la crítica divida.

Según la experta de moda de la web Gather.com, Grace Marie, la primera impresión que le dio el vestido fue que la actriz estaba envuelta en una burbuja, pero considera que supo llevarlo.

Sin embargo, según Aly Walannsky, de Sheknows.com, que también tuvo la misma impresión, opina que no fue el modelo más apropiado para López.

Los que lucieron impecablemente bien fueron los pendientes de clip de platino y diamantes de la colección vintage de Cartier Tradition, valorados en 92.000 dólares, que completó con un anillo de oro blanco y diamantes Cartier Panthere Maillon XXL de 22.950 dólares y un brazalete con los mismos materiales de 169.500 dólares.

En el apartado de las peor vestidas la crítica incluyó a la bella Charlize Theron por el peculiar rematado de su vestido rosa, con escote palabra de honor y cola, con una especie de flores de tela en el pecho que, según la revista People, "parece que llevara unos bollos cosidos con forma de caracola".

Tampoco sale muy bien parada Zoe Saldana, la actriz de origen dominicano protagonista de "Avatar", con su vestido de alta costura de Givenchy que, para Ok!, "parece una piñata de la cintura para abajo", un veredicto que también comparten la web entertainmentwise.com.

El cuerpo brillante con una sofisticada sobrefalda en color lavanda y bandas de volantes en tonos que se oscurecían hasta llegar al suelo en negro, "dan la sensación de que es la reina perdida de un baile de promoción", indica la web moviefone.com

En cuanto a la cantante Mariah Carey, que en las últimas ediciones ha repetido en la lista de las peor vestidas, la crítica considera que el Valentino Haute Couture en azul marino que lució en esta ocasión era demasiado ceñido para ella.

Además, según la revista OK!, Carey "rompió la regla esencial de la alfombra roja: largo o corto, pero nunca las dos cosas a la vez", en referencia a las diferencias de largo del vestido.

Las mejor vestidas tendrán el reconocimiento de la Fundación Alexander McQueen, que creó un premio en honor al diseñador, que murió el pasado 11 de febrero y que en numerosas ocasiones se encargó de vestir a las estrellas de Hollywood.

Los premios serán anunciados mañana en la página alexawards.net, de acuerdo con el sitio de Internet, pero en esta ocasión no habrá estatuilla, por lo que la entidad hará una donación por cada galardón a la fundación Oxfam para los damnificados por el terremoto de Chile.

EFE