RPP

Los medicamentos genéricos fueron creados para cumplir un rol social. Permitir que más del 50% de la población de escasos recursos económicos pueda acceder a un tratamiento de salud de igual calidad que cualquier medicamento de marca. Sin embargo existe un grave problema y es la proliferación de los llamados medicamentos “bamba”.

“La medicina ‘bamba’ es la que no cura, ya sea porque no tiene los principios activos que indica la etiqueta, porque están vencidos, adulterados o porque no fueron elaboradas de manera adecuada, esta es una realidad en el Perú y está atentando contra la salud y la vida de la población” expresó en el programa Por Nuestra Gene, Luis Caballero, presidente de la Asociación de Industrias Farmacéuticas (Adifan).

Según Caballero, el Perú ocupa un triste primer lugar en Latinoamérica por ingreso de este tipo de medicinas, y el cuarto del planeta, de acuerdo a las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Caballero responsabilizó de esta situación al saliente gobierno por reglamentar la ley 29459, que a su parecer, relajó el control de calidad de los medicamentos.

“La ley indicaba que todos los lotes de medicina que ingresaban o se fabricaban en el Perú debían pasar un control de calidad, pero la saliente administración dictó una reglamentación autorizando el ingreso de medicina importada con un simple análisis en su país de origen y es por ello que tenemos medicamentos vencidos, con larvas de insectos, cucarachas” enfatizó.

En ese sentido Caballero emplazó al actual gobierno a garantizar la calidad de los medicamentos para la población, en especial los genéricos. “No se puede permitir que este tipo de medicinas se sigan comercializando no solo en farmacias, también se han detectado en Essalud y los hospitales del Minsa” remarcó.

De acuerdo a las cifras que maneja Adifan, de 1,200 millones de dólares que representa el mercado de medicinas en el Perú, cerca de 350 millones corresponden a medicinas adulteradas, re-etiquetadas, vencidas, malogradas, falsificadas o robadas de hospitales.

 

Ex ministro de Salud niega acusación

Por su parte, el ex ministro de Salud, Oscar Ugarte Ubilluz, negó que los reglamentos de la referida norma hayan relajado el control de calidad de las medicinas que ingresan al país.

“El problema de fondo es que Adifan, que agrupa a laboratorios nacionales, quería que se incorpore en el reglamento un artículo donde el control de calidad de los productos importados sea evaluado por la industria nacional y eso no podía ser” sostuvo Ugarte.