Fábrica
Las empresas que apuesten por productos de calidad lograrán una mejor posición en el mercado, según Inacal. | Fuente: Andina

La verdadera ganancia no está en la entrega de un servicio, sino en la clase de servicio que uno ofrece. Eso es lo que realmente perdura en el tiempo.

Si no hay calidad no hay ganancias. Un buen comerciante puede vender un producto de mala calidad, pero una vez que sus clientes descubran todos sus defectos no volverán a comprarle. Nadie quiere gastar su dinero en algo que funciona mal o dura poco. Cada vez son más las empresas y empresarios en el Perú que entienden esto y valoran una producción de calidad, sobre un ahorro a corto plazo.

“Apostando por la calidad, una empresa es líder y se diferencia en el mercado al mostrar a los demás evidencia creíble con una certificación o un sello de calidad. Además, la empresa puede generar nuevos negocios, dado que demuestra que cumple con requisitos exigidos por sus clientes o por las autoridades competentes, también puede tener acceso a los mercados extranjeros cuando su producto o  servicio es certificado por el organismo pertinente”, sostiene el Instituto Nacional de la Calidad (INACAL).

Según dicha institución, las empresas que apuesten por productos de calidad lograrán una mejor posición en el mercado y disminuirá sus trámites burocráticos, pues será confiable para las autoridades y aumenta la eficiencia mediante la reducción en la necesidad de volver a auditar su negocio.

Sepa más: