“Actúa como desintoxicante y evita que los deshechos estén demasiado tiempo en los intestinos, además ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad”, dijo la nutricionista Fabiola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición.

La fibra está asociada a un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y a la prevención del cáncer de colon.

Podemos encontrarla principalmente en frutas, verduras, legumbres y cereales, preferiblemente integrales.

¿Cuánta fibra debe ingerir un niño?
•    Es recomendable no descuidar la ingesta de frutas en forma de puré y de hortalizas procesadas de igual manera en los bebés a partir de los 6 meses
•    A partir de los dos años de edad y en adelante, es aconsejable que al menos una vez al día ingieran una porción de frutas y otra de verduras sin cocción, es decir, crudas
•    A las comidas preferidas de los pequeños se pueden agregar vegetales y frutas secas en pequeños trozos y semillas

“Es necesario que los pequeños cubran la cuota de frutas y verduras a diario combinando colores y formando platos divertidos, con esto ya gran parte de la recomendación de fibra quedará asegurada”, recomendó la especialista.