Los pequeños representantes llegan a Palacio de Gobierno para opinar y expresar lo que quieren para sus escuelas, de sus profesores y para la enseñanza que reciben.