Así lo señalaron diversos expertos en el Tercer Encuentro Nacional por la Primera Infancia organizado por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia.

Durante el 18 y 19 de setiembre se llevó a cabo el III Encuentro Nacional por la Primera Infancia donde asistieron autoridades, expertos y representantes de la sociedad civil, quienes se reunieron para conversar sobre gobernabilidad social y política para la infancia.

“Estos encuentros van más allá de fomentar, tratan de sensibilizar a la sociedad para dar una vida feliz a los niños. Queremos que los niños vivan bien. Los niños no son los hombres del mañana, son los seres humanos hoy”, señaló el Padre Gastón Garatea, quien preside el Grupo Impulsor e inauguró el evento.

La Ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante, acompañó en la inauguración.  Ella sostuvo que en el Perú es necesario mantener, más allá de los gobiernos, las prioridades de la primera infancia, y reducir y detener el crecimiento de la desnutrición crónica infantil y la anemia.

“Debemos poner en agenda un trabajo más multisectorial y gubernamental. Avanzar con políticas que permitan el desarrollo de la infancia. Involucrarnos todos juntos es lograr metas como atención integral de la gestante, del recién nacido, y del desarrollo y crecimiento del niño”, señaló.

Priorizando la infancia

En los dos días de reuniones, se reafirmó la prioridad de la atención a la infancia en nuestro país y enfrentar la pobreza para que los derechos de los niños se cumplan en su plenitud y se desarrollen con igualdad de oportunidades. Así mismo, invertir en la primera infancia es un factor clave para erradicar la pobreza.

Entre otras conclusiones, se afirmó que la política de Estado a favor de la infancia trasciende gobiernos, implica un compromiso a largo plazo de los tres niveles, y en su implementación, involucra a la ciudadanía que se compromete, acompaña y vigila.

El encuentro fue clausurado por la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, quien instó a la sociedad en su conjunto a tomar parte en la erradicación de la violencia, en particular la que afecta a los niños en el país y se comprometió a seguir trabajando en ese objetivo, desde el Parlamento nacional.