Alumnos y profesores de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) tomaron este sábado un local de dicha casa de estudios, en el Cercado de Lima.

Protestan en rechazo a la gestión del rector Luis Claudio Cervantes Liñán, quien ha sido denunciado por ganar, desde el año 2008, un sueldo de dos millones de soles mensuales, además de trabajar con familiares que ganan sueldos igualmente elevados.

Según informó RPP Noticias, la autoridad académica y todos los decanos de diversas facultades enfrentan un proceso abierto por el Poder judicial (PJ) debido a estas presuntas irregularidades.

Los propios universitarios revelaron que familiares de Cervantes Liñán han sido colocados en puesto claves como la hija de este, María Claudia Cervantes, jefa de la Defensoría del Estudiante, y su esposo, Miguel Sandoval, jefe de Economía.

Entre tanto, las clases fueron suspendidas a fin de que se aborde al interior de la universidad esta convulsionada situación.