Ellos pasaron por una terrible enfermedad. Sin embargo, su mal fue solo para la ficción. Estos actores y actrices se enfundaron en la piel de personas que padecen de cáncer.

Meryl Streep, Jeremy Irons, Michael Keaton y Mandy Moore son algunos de los actores que personificaron a gente con cáncer.

Sofia Vassilieva vivió el drama de esta enfermedad en "My Sister"s Keeper". Kate, su rol en la cinta, ha pasado la mayor parte de su vida en un hospital. Sus padres deciden concebir a otra hija para salvarle la vida, aunque a lo largo surgen complicaciones.

Jeremy Irons caracterizó a un hombre con cáncer en la cinta "Sealing Beauty". Él se relaciona con una joven personificada por Mónica Bertolucci, quien andaba en busca del amor.

En "A Walk to Remember", Mandy Moore cambia la vida de un hombre, se enamoran, pero luego se entera que padece de la terrible enfermedad.

Similar historia se cuenta en "Here on Earth", donde Leelee Sobieski encarna a una chica dulce, bella e inteligente que a su vez tiene un novio sufrido y  paciente. Ella se envuelve en una relación amorosa con otro hombre, antes de enterarse que tiene cáncer.  

Asimismo, Meryl Streep en "One True Thing" personificó a una madre de familia diagnosticada con esta enfermedad. La cinta  muestra cómo su familia se sobrepone ante esta lamentable noticia. 

En el clásico filme"None But the Lonely Heart", Cary Grant es un joven que retorna a su pueblo, tras enterarse que su madre, caracterizada por Ethel  Barrymore, tiene cáncer. Su regreso lo ayudará a reformarse y a compartir mayor tiempo con su mamá.

Mientras que en "Forrest Gump", la actriz Sally Field, quien encarna a la madre del personaje de Tom Hanks, también sufre de este mal. Es memorable el discurso que la madre le dice a Forrest en el lecho de su muerte. 

Shirley McClain encarna el drama de una madre que tiene que ver como su hija, Debra Winger, sufre con este cáncer. La cinta tiene un final nada feliz. 

Parte de este filme titulado "The Royal Tenenbaums", maneja el tema del cáncer, pues la familia del personaje de Gene Hackman piensa que padece de cáncer al estómago. Sin embargo, resalta la unión familiar.

En  "My Life", Michael Keaton es un próspero y joven ejecutivo, está casado y es feliz. Se entera que está enfermo de cáncer y su muerte es inminente. En ese momento se entera que su esposa está embarazada.

Sarah Polley en "Mi vida sin mí" es una joven madre, descubre que le quedan unos meses de vida, porque tiene cáncer terminal. Para evitar que otros empiecen a hablarle de su muerte y no entristecer a su familia, opta por no compartir con nadie ese secreto,