Andina

El ciudadano de nacionalidad serbia que fue hallado muerto luego de ser secuestrado en abril pasado, nunca tuvo una identidad legal en Perú, pues el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) no le entregó un Documento Nacional de Identidad (DNI), por lo que los nombres que haya utilizado para identificarse en el Perú carecían de sustento jurídico.

Fuentes del Reniec señalaron que el difunto, que se llamaría Marko Mitic, solicitó un DNI el 8 de marzo de 2013 identificándose como Antonio Alegría Vargas. Al hacer el trámite en una agencia de Trujillo, presentó un Acta de Nacimiento y una Constancia de Confirmación, tratando de demostrar que ese era su nombre.

"El organismo registral, como hace siempre, sometió ambos documentos a un proceso de verificación", remarcaron.

Detallaron que los peritos grafotécnicos del Reniec cotejaron las firmas del jefe del Registro de Estado Civil de la Municipalidad Provincial de Puno y del Notario Eclesiástico del Arzobispado de Lima –contenidas, respectivamente, en el Acta de Nacimiento y en la Constancia de Confirmación presentadas– con las que se encuentran en su base de datos.

Luego de la comparación, los peritos concluyeron que ambas rúbricas eran falsas, por lo que el Reniec desaprobó el trámite, rechazando la solicitud del ciudadano serbio. Además, transmitió la información a los órganos competentes para que formulen la denuncia penal respectiva. 

La diferencia de este trámite con el que realizó el ciudadano serbio que consiguió un DNI como Nicola Antonio Bonavia Wong radica en la autenticidad de las partidas de nacimiento. En el caso de Bonavia Wong, el acta no fue falsificada.

"La registradora civil de la Municipalidad de Agallpampa (La Libertad) emitió la partida y estampó en ella su firma –lo que fue comprobado por el Reniec–, pese a contener datos falsos", señalaron finalmente.

ANDINA