Retiran ambulantes y estibadores de calles del Centro Histórico

El operativo se realizó en la avenida Emancipación y en los jirones Cusco y Cailloma.
ANDINA

Como parte de la campaña "Ubícate bien", la Gerencia de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Lima retiró ambulantes, choferes, carretilleros, estibadores y tricicleros que obstaculizaban el libre tránsito vehicular y peatonal en el Centro Histórico de la ciudad.

El operativo se realizó en la avenida Emancipación y en los jirones Cusco y Cailloma, con el apoyo de una grúa preparada para remolcar cualquier vehículo infractor de la Ordenanza Nº 984, que establece el Nuevo Régimen Municipal de Aplicación de Sanciones Administrativas Derivadas de la Función Fiscalizadora, así como sus normas modificatorias.

La intervención contó con la participación de 50 fiscalizadores junto con personal de la Gerencia de Transporte Urbano, promotores la Gerencia de Defensa del Ciudadano, así como inspectores de Prolima.

La campaña "Ubícate Bien" busca corregir las conductas de comerciantes y conductores de diversos tipos de vehículos que se ubican indebidamente, obstaculizando el tránsito peatonal y/o vehicular en el Centro Histórico.

A ellos se les aplicará multas de 950 nuevos soles (equivalente al 0.25 de la UIT actual). Además contempla una medida complementaria que consiste en la retención y remolque del vehículo infractor hacia el depósito municipal.

“Continuaremos ejecutando estos operativos destinados a recuperar el espacio público en el Centro de la ciudad. Estas intervenciones son apoyadas por los vecinos, comerciantes y sobre todo transeúntes, quienes miran con muy buenos ojos el hecho de que las calles donde funcionan las imprentas luzcan libres de vehículos llenos de mercadería, así como de estibadores que cargan y descargan materiales e insumos gráficos”, manifestó la gerente de Fiscalización y Control, Susel Paredes.

Refirió que esta campaña, puesta en marcha desde noviembre del 2013, continuará en diversos puntos del Centro Histórico de Lima para que los ambulantes y choferes infractores despejen la ciudad capital, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, haciendo respetar el principio de autoridad.

ANDINA