Ruby, la joven que ha puesto en jaque a Silvio Berlusconi

La joven marroquí ha puesto en jaque al hombre más poderoso de Italia, quien es acusado de abuso de poder y de mantener relaciones sexuales con ella cuando era menor.

Una joven marroquí, de 18 años, conocida como Ruby, ha puesto en jaque al hombre más poderoso de Italia, el primer ministro Silvio Berlusconi, de 75 años, que está acusado de abuso de poder y de mantener relaciones sexuales con ella cuando era menor, lo que ha dado paso a un proceso que se perfila muy mediático.

La primera vista del juicio, que comienza mañana en la IV Sección Penal del Tribunal de Milán, no hará más que clasificar los datos y establecer los calendarios del proceso, en el que han sido propuestos 220 testigos de la acusación y de la defensa.

Si la aparición de la joven Noemi Letizi significó para Berlusconi la petición de divorcio de su mujer Verónica Lario, la entrada en escena de Karima El Mahroug, conocida como "Ruby Robacorazones", le puede suponer hasta 15 años de reclusión.

Según la acusación, "Ruby Robacorazones", nacida el 1 de noviembre de 1992, mantuvo relaciones sexuales con el primer ministro en trece ocasiones en Villa San Martino en Arcore, cerca de Milán, entre el 14 de febrero y el 2 de mayo de 2010, cuando todavía era menor de edad.

Una relación que le habría reportado a la joven 187.000 euros con los que pensaba abrir un centro estético en Milán, ciudad a la que llegó en noviembre de 2009, después de una adolescencia jalonada de escapadas de casa de su padres en Sicilia, internamientos en centros de menores y denuncias por pequeños hurtos, según los informes de la Fiscalía de Milán.

La Fiscalía de Milán, que ejerce la acusación contra Berlusconi, acude al juicio con 20.000 folios fruto de la investigación llevada a cabo sobre las supuestas relaciones del primer ministro con Ruby que aparece con el nombre de "Mónica" en los teléfonos celulares de las chicas que acuden a las fiestas de Arcore.

La conexión entre Ruby y el entorno de Berlusconi se establece cuando la chica tiene 16 años, una belleza mediterránea, de 1,80 centímetros de estatura y que no pasa inadvertida.

Un vídeo transmitido en el telediario de Tg7 sobre un concurso de belleza celebrado en 2009 en Taormina, en la isla de Sicilia, en el que por primera vez Ruby encuentra al periodista Emilio Fede, amigo íntimo del primer ministro italiano, figura entre las últimas aportaciones de los fiscales.

Una vez llegada a Milán se abre camino en las agencias de publicidad y abandona a su novio, Nico Rizza.

El 14 de febrero de 2010, con 17 años, consigue presentarse en la residencia de Berlusconi del brazo del representante de artistas Lele Mora.

Comienza a acudir a las fiestas de Arcore donde, según los fiscales, se celebraba la cena para luego pasar a los bunga-bunga o juegos eróticos que se realizaban en una discoteca creada en una sala inferior.

"Se exhibían disfrazándose, realizando "striptease" y bailes eróticos, tocándose recíprocamente o haciéndose tocar las partes íntimas por Berlusconi", escriben los fiscales.

Después, el mandatario elegía a las chicas que le apetecían para relaciones más íntimas, aseguran.

En marzo, Ruby se presenta con el velo islámico en casa de sus padres, en Letojanni, en la isla de Sicilia, y un mes después asistió a una feria de maquinaria para su centro estético en Bolonia, según los informes de la Fiscalía.

Tras dejar a su novio, Ruby se va a vivir con la esteticista Katia Pasquina y el 27 de mayo acaba en la Comisaría de Milán acusada de robar a su compañera 3.000 euros y un collar de oro.

La intervención de Berlusconi con una llamada telefónica para que liberaran a Ruby resultó fatal para él.

El primer ministro aseguró a las autoridades de la Comisaría que Ruby era la sobrina del entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak, lo que le ha valido al mandatario la acusación de "abuso de poder" por parte de la Fiscalía.

Ruby, desde luego, fue liberada y entregada a la higienista dental y consejera regional Nicola Minetti, quien junto a Lele Mora y Emilio Fede están acusados por inducir y favorecer la prostitución y la prostitución infantil en el mismo caso al que se enfrenta Berlusconi.

Los expertos consideran que Ruby será atacada por la defensa y por la acusación y negará haber mantenido relaciones con Berlusconi y rechazará ser una prostituta, pero gozará de la fama y de ser blanco de los objetivos de las cámaras. EFE