Sancionan a cuatro empresas iraníes por ayuda para enriquecer uranio

Según las denuncias, estas compañías proporcionan bienes y servicios al régimen iraní para sus intentos de enriquecer uranio y construir un nuevo reactor de agua pesada.

El Gobierno de EE.UU. impuso hoy sanciones a cuatro empresas iraníes y a un individuo que supuestamente proporcionan bienes y servicios al régimen iraní para sus intentos de enriquecer uranio y construir un nuevo reactor de agua pesada.

El Departamento de Estado anunció en un comunicado su designación dentro de una lista llamada "Proliferadores con Armas de Destrucción Masiva y sus Ayudantes", lo que prohíbe cualquier transacción con personas estadounidenses y congela todos los activos que los cinco sancionados puedan tener bajo jurisdicción de Estados Unidos.

"Estas entidades e individuo fueron designados porque proporcionan al Gobierno iraní bienes, tecnología y servicios que aumentan la capacidad de Irán de enriquecer uranio y/o construir un reactor de agua pesada para investigación, ambas actividades prohibidas por resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

Las compañías son Aluminat, que fabrica productos de aluminio supuestamente empleados en las centrifugadoras; Pars Amayesh Sanaat Kish, que presuntamente negocia para dotar de bombas de vacío al Gobierno iraní; Pishro Systems Research Company (Pishro), centrada en investigación y desarrollo del programa; y Taghtiran Kashan Company, que proporciona materiales delicados al mismo.

El individuo sancionado es Parviz Khaki, un ciudadano iraní que desde al menos 2008 ha buscado proporcionar diversos materiales "que pueden ser usados para construir, operar y mantener centrifugadoras de gas para enriquecer uranio", según el Departamento de Estado.

Irán está sometido a sanciones internacionales de la ONU y por parte de la Unión Europea, EE.UU. y otros países debido a su programa nuclear, que algunos gobiernos sospechan que tiene fines armamentistas, mientras Teherán asegura que es exclusivamente civil y pacífico.

EFE