Santos: Viajes de guerrilleros a Cuba son buena señal para la paz

Santos hizo referencia a los nuevos integrantes de la delegación negociadora de las FARC que fueron presentados hoy en La Habana, entre los que están algunos de los comandantes guerrilleros más buscados, como los alias "Pastor Alape", "Carlos Antonio Losada" y "Romaña".
AFP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que los viajes de altos mandos de las FARC a Cuba para participar en los diálogos de paz son una señal de que el proceso va "por buen camino", y criticó el "alboroto" que esto ha causado en algunos sectores.

"Lo que quiero decir es que esto es una buena noticia, una buena señal. Quería dar ese parte de tranquilidad. Eso (los viajes) lo que nos está diciendo a todos los colombianos es que vamos por buen camino", manifestó el presidente en un acto de posesión de nuevos funcionarios en la Casa de Nariño, sede del ejecutivo.

Santos hizo referencia a los nuevos integrantes de la delegación negociadora de las FARC que fueron presentados hoy en La Habana, entre los que están algunos de los comandantes guerrilleros más buscados, como los alias "Pastor Alape", "Carlos Antonio Losada" y "Romaña".

Junto a ellos también llegaron a la capital cubana los alias "Isaías Trujillo", "Pacho Chino", "Walter Mendoza", "Rubín Morro" y "Matías", entre otros.

Para el presidente, el hecho de que estos jefes guerrilleros se hayan sumado al equipo que desde hace casi dos años negocia en Cuba el fin del conflicto armado indica que los delegados de las FARC "están consultando con todos los frentes", con los jefes considerados "los más duros", los últimos dos puntos de la agenda, "que son los más importantes, los más difíciles".

Se trata del tema de víctimas, en discusión desde septiembre pasado, y el de fin del conflicto propiamente dicho, que será el último de los cinco puntos de la agenda.

En los otros tres temas, referentes a tierras, participación política y drogas ilícitas, las partes ya han alcanzado acuerdos preliminares.

Según el presidente, esos traslados de jefes guerrilleros que han sido criticados por sectores políticos principalmente de derechas, como el partido Centro Democrático, liderado por su antecesor, el expresidente Álvaro Uribe, estaban en cierta manera previstos desde que se empezó a diseñar el proceso de paz.

Explicó que cuando se decidió que los diálogos se harían en Cuba, los representantes de las FARC plantearon la necesidad de "poder consultar las decisiones" con los frentes guerrilleros y fue ahí que se comenzó a discutir "qué flexibilidad podíamos dar para que ese propósito se cumpliera".

Santos reveló que en ese punto, hace unos tres años, Joaquín Villalobos, uno de los asesores internacionales de paz del Gobierno, que fue negociador principal del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en los acuerdos de El Salvador, aconsejó darle a la guerrilla la posibilidad de que los jefes que no estaban inicialmente en la mesa de diálogos pudieran también participar.

Según Santos, Villalobos le dijo: "Deles toda la flexibilidad, que en algún momento, cuando realmente se acerque el momento de la verdad, usted va a ver una gran cantidad de jefes, de comandantes de frente viajando al sitio donde se están tomando las decisiones, esa es la mejor señal que puede tener un proceso".

Por esa razón, el mandatario dijo que le causa "cierta sorpresa el alboroto que algunos han querido armar con los traslados de jefes guerrilleros a La Habana".

"Acusan al proceso con argumentos que son realmente muy débiles y que se caen de su propio peso", agregó el presidente sobre las críticas que han vertido opositores al proceso de paz, especialmente quienes lo acusan de ceder demasiado ante las FARC.

EFE