Foto: Carabineros de Chile

Carabineros de Chile dio hoy de baja a seis de sus funcionarios por los delitos de amenaza con armas de fuego y vejación que cometieron contra una persona durante una detención, informó la propia institución.

Se trata de dos tenientes, dos subtenientes y dos cabos segundo de la 50 Comisaría de San Joaquín, a pocos kilómetros al sur del centro de Santiago.

Según explicó a los periodistas el jefe de la zona metropolitana de Carabineros (policía militarizada), general José Ortega, los hechos se constataron gracias a las imágenes cedidas por un canal de televisión, en las que se aprecia cómo uno de los cabos apunta con su arma al detenido.

Ortega manifestó su malestar por los hechos, a los que calificó de "delitos que trasgreden los valores de la institución y los derechos fundamentales de un ciudadano".

El caso será derivado a la Fiscalía Militar, que realizará las investigaciones necesarias para determinar la pena correspondiente de los carabineros.

En las redes sociales circulan varios vídeos que muestran a dos personas heridas por los golpes recibidos por carabineros y el momento en que la policía le vuelca un carro de venta ambulante de "mote con huesillos" (una bebida casera) a una señora que expendía ese producto en la capital chilena.

EFE