Separados bajo el mismo techo

Normalmente, cuando dos personas unidas por el matrimonio deciden separarse, es usual que uno de los abandone el hogar para iniciar un nuevo proyecto en otro lugar, y quizás con una nueva pareja, o decidir permanecer solo para evitar repetir la mala experiencia… pero ¿qué ocurre cuando la separación se da y ambos continúan viviendo bajo el mismo techo?
Morguefile-Bluekdesign

En la actualidad, la crisis económica tiende a agravar la situación en muchas parejas y ser la causa principal de rupturas; y al mismo tiempo jugarles una mala pasada, impidiendo que la separación se produzca del todo, pues uno de los dos no tendrá los recursos propios para abandonar el hogar y establecerse en otro sitio, teniendo ambos que continuar bajo el mismo techo.

La existencia de hijos menores es otra de las causas por las que la pareja separada sentimentalmente decide continuar viviendo en el mismo hogar, para evitar las habladurías, el qué dirán, o que los hijos sufran las consecuencias de la ruptura.

Esta situación les obligará a replantearse diversas reglas de convivencia y respeto mutuo. En primer lugar, comenzarán a dormir en habitaciones separadas o delimitar el acceso a espacios en común. Se pondrán de acuerdo en que ambos tienen la libertad para elegir una nueva pareja, pero que no podrán llevarla a la casa, por ejemplo.

Ante los gastos que implique la educación y sostén de los hijos menores, dividirán las cuentas de su manutención así como otros propios relacionados a la pensión escolar y el mantenimiento de la casa.

Por otro lado, lo perjudicial de continuar bajo el mismo techo, cuando el amor se ha terminado y no hay vuelta atrás, es que uno de los dos quiera seguir imponiendo sus reglas, creando de esta manera un clima insoportable para todas las personas que viven en el hogar.

Se da el caso de muchas parejas separadas que siguen bajo el mismo techo, que cuando están en su entorno amical o laboral son personas alegres, sociables, amables, y hasta comprensivas; pero basta que lleguen a su casa para transformarse en personas completamente opuestas, no se dirijan la palabra o que no quieran saber nada de lo que pasa ahí.

Seguir soportando ese calvario de vivir separados en un mismo lugar, sin buscar la reconciliación, ni dejar la casa por el alto costo social y económico que ello conlleva, solo podrá traer más conflictos en la pareja, además de los ya existentes.

 

Nuestra invitada: Dra. Dunia Samamé – Psicoanalista

***************

Para participar en nuestro programa, puedes contactarte con nosotros a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.

Recuerda poner tu edad y tus comentarios no deben exceder las seis líneas.

Era Tabú, de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

***************

Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.

***************

Producción: Claudia Alarco La Cruz