Sereno salva a mujer de muerte por atragantamiento

Los gritos y la desesperación de las personas que se encontraban dentro del mercado alertaron a los serenos que vigilaban la zona.

Un sereno de La Molina salvó la vida de una mujer quien estuvo a punto de morir asfixiada por atragantamiento. Afortunadamente para ella, días antes el agente municipal había participado en cursos de primeros auxilios que promovió el concejo distrital y pudo aplicarla eficazmente.

Los hechos ocurrieron en el interior del mercado Sol de La Molina cuando la comerciante, identificada como Sonia Canataya (50) probaba un trozo de carne sin presagiar lo que ocurriría segundos después.

De pronto, un pedazo del alimento se atragantó en su laringe impidiéndole respirar, ante la mirada sorprendida de sus compradoras, que no supieron cómo reaccionar ante esta emergencia.

Los gritos y la desesperación de las personas que se encontraban dentro del mercado alertaron a los serenos que vigilaban la zona, quienes acudieron hasta el puesto de venta donde se encontraba la comerciante, en esos momentos al borde de la asfixia.

De inmediato, el agente Fernando Ibazeta aplicó la maniobra de Heimlich, conocida técnica que consiste en desbloquear las vías respiratorias. Luego de varios intentos, el sereno logró finalmente salvarle la vida. 

CURSOS DE PRIMEROS AUXILIOS

La semana pasada y durante cuatro días, los 400 serenos de La Molina siguieron un curso de Primeros Auxilios que brindó el municipio distrital en alianza con la Faculta de Medicina Humana, de la Universidad San Martín.

La instrucción, que tuvo como objetivo capacitarlos  para saber afrontar situaciones de emergencia y desastres naturales, comprendió conocimientos básicos de toma de funciones vitales, resucitación cardiopulmonar, técnicas de vendaje, etc.