La cifra de muertos a causa del huracán "Sandy" en Nueva York aumentaron a 42, según informó hoy el alcalde Michael Bloomberg, quien lamentó la perdida de vidas y señaló que los equipos de rescate continúan trabajando.

El alcalde indicó en una rueda de prensa que los equipos de salvamento encontraron un cadáver más durante las labores de limpieza de escombros, que se suma a las 41 víctimas que reportó el viernes.

Bloomberg, que no identificó a la víctima, lamentó su pérdida al tiempo que pidió a quienes no tienen todavía suministro eléctrico que no recurran al uso de hornos portátiles para calentarse porque emiten humos tóxicos, para "evitar más tragedias".

Dos de las víctimas reportadas ayer eran dos pequeños hermanos, Brandon y Connor Moore (de 2 y 4 años, respectivamente), que fueron arrancados de los brazos de su madre por la fuerza de las aguas mientras huían de su casa en Staten Island en la noche del lunes.

El padre de los niños trabaja en el departamento municipal de saneamiento de aguas y se encontraba trabajando cuando ocurrió la tragedia.

EFE