Supercentenario belga celebró 111 años alejado de cámaras y micrófonos

El supercentenario belga Jan Goossenaerts, celebró sus 111 años alejado de las cámaras y los micrófonos que lo acompañaron el año pasado; esta vez, prefirió estar tranquilo en su hogar.
EFE

 

El belga Jan Goossenaerts, el tercer hombre más viejo del mundo, celebró con toda tranquilidad un nuevo año de vida; este supercentenario nació en 1900 en Essen, una pequeña ciudad en el extremo norte de Bélgica y atribuye su longevidad al trabajo, dormir lo adecuado y comer bastantes tostadas con mermelada.

Celebrar sus 111 años ha sido para Goossenaerts, un motivo de tranquilidad, lejos de los micrófonos y cámaras que lo acompañaron el año pasado, donde asistió el presidente de la región de Flandes, Kris Peeters, y juntos plantaron un árbol en un parque de la localidad.

Goossenaerts se casó en 1930 con Catharina Van Meel, quien falleció en 1997; tuvieron cinco hijos, dos de los cuales murieron el año pasado.

Según las estadísticas, actualmente en el mundo existen 82 "supercentenarios" de más de 110 años: 77 mujeres y cinco hombres, y entre ellos Goossenaerts es el tercero más longevo.