La nueva edición de la revista Caras trae algunos consejos de vestuario para lucir mejor las curvas y antojadizos rollitos.

Tomando en cuenta las proporciones del cuerpo, la experta en styling, Paula Carozzi, da la pauta para elegir mejor las prendas durante la temporada de frío.

Como primer paso, ella recomienda asumir nuestro cuerpo tal y como es, sin culpas y sin complejos. Lo importante es armonizar las curvas y rectas para crear la mayor simetría posible.

TIPO A

Las mujeres de cuerpo A tienen la espalda más angosta que las caderas. En este caso, el traje ideal es el vestido de corte imperio. ¿Por qué? El corte debajo del busto disimula las caderas.

Por esta misma razón las mujeres de tipo A deben evitar los jeans pegados o con bolsillos y aprovechar la simpleza de los pantalones rectos y planchados con una línea al medio que estilice las piernas.

Sobre todo si se trata de una mujer de baja estatura, los tacones altos alargan las extremidades y levantan los glúteos.

TIPO B

Este es el cuerpo de las afortunadas cuyas curvas se rigen por la proporción. Para ellas, la experta recomienda todo menos los pantalones con la bota muy angosta, pues estos hacen que sus piernas luzcan más cortas.

Nunca debe faltar un polo o una blusa ceñida en su guardarropa. Sería tonto no aprovechar la buena figura.

Los tacos son la mejor opción para aquellas que tienen piernas cortas, y los zapatos chatos tipo ballerina son ideales para las patilargas.

TIPO C

Esta figura se caracteriza por tener la espada un poco más ancha que las caderas. A ellas les sienta muy bien usar tops con los hombros descubiertos.

¿Y qué sucede cuando hace frío? Paula recomienda usar polos con costura diagonal, además los sacos deben tener la menor estructura posible.

Un truco: si las piernas son muy delgadas (como es muy común en esta figura) es preferible usar zapatos chatos.

TIPO D

Este tipo de cuerpo es como el tipo A (espalda más angosta que las caderas), pero un poco más robusto.

Para ellas es mejor evitar los pantalones, a menos que estos sean rectos, de colores oscuros y planchados con una línea recta al costado.

Los zapatos de tacones muy altos serán los mejores aliados para conseguir una figura mucho más estilizada.

TIPO E

Esta es una versión un poco más voluminosa del tipo B. Paula explica que, aunque a estas chicas todos los vestidos les quedan bien, deben tener cuidado a la hora de elegir una falda.

La mejor opción es aquella con pretina a la cintura y corte diagonal. Ellas deben prestar mucha atención a sus brazos: para que estos luzcan de maravilla los polos y blusas deben ser de manga cero o tres cuartos.

TIPO F

Esta figura es una interpretación más grande del tipo C (espalda mayor a las caderas). Para estas chicas usar shorts y zapatillas sería su peor error.

Sin embargo, les sienta bien una falda bien estructurada de tres dedos encima de las rodillas.

En caso de fiesta o evento importante, el corte de cuello redondo, sin mangas y adaptados a cada cuerpo será la mejor opción.