Dos trabajadores que limpiaban cristales en la nueva torre del World Trade Center de Nueva York quedaron suspendidos a la altura del piso 69 del edificio, al desprenderse parte del cableado que sostenía  su andamio colgante.

La plataforma que los sostenía terminó con una inclinación de 45 grados, pegado a la planta 69 del One World Trade Center, conocido como "Torre de la Libertad", en el centro financiero de Manhattan.

La torre, situada en parte del espacio que dejaron las Torres Gemelas que fueron derribadas en los atentados del 11 de septiembre del 2001, abrió sus puertas el pasado 3 de noviembre.

Durante hora y media, los dos trabajadores permanecieron amarrados al andamio, que se movía ligeramente por el viento, mientras esperaban el rescate que los pusiera a salvo.

Finalmente, los bomberos rompieron uno de los cristales del edificio y rescataron a los dos trabajadores, extremando la precaución para que no cayeran al vacío.

La torre de acero y cristal tiene 542 metros de altura y domina el perfil de la ciudad.

EFE