Tranquilidad en el Perú tras cancelación de alerta de tsunami en la costa

Las costas del Perú amanecieron con cierta tranquilidad, tras la cancelación de la alerta de tsunami luego del terremoto que afectara el norte chileno el martes 2 de abril.
RPP/Rolando Gonzales (Referencial)

En las costas del Perú se respira una cierta tranquilidad tras la cancelación de la alerta de tsunami que se diera como consecuencia del terremoto que afectara el norte chileno el martes 1 de abril.

Sin embargo, Alberto Bisbal, desde el comando de operaciones de Defensa Civil, informó que nueve personas resultaron heridas y siete viviendas resultaron dañadas en Pocollay y Tarata en Tacna y en el distrito de Jorge Basadre en Moquegua.

El director de operaciones del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) indicó que una iglesia perdió su cúpula en Tarata y dos centros de salud fueron afectados.

Luego que la alerta de tsunami fuera desactivada en horas de la madrugada en toda la costa del Perú, Bisbal informó que se procedió a establecer acciones de prevención en Tacna, Matarani e Ilo, que son las costas más cercanas al epicentro del terremoto.

Bisbal destacó el comportamiento de las autoridades y la población para acatar las recomendaciones de Indeci.

BALANCE

En el terminal pesquero de Chorrillos,  tras el levantamiento de la alerta de tsunami, los pescadores están en alerta pero listos para salir a pescar.

De 500 trabajadores, que laboran en este lugar, solo dos personas llegaron para realizar sus labores.

El pescador Jorge Curia informó que están a la espera de algunos compañeros  que salieron a pescar antes de que ocurra el terremoto. Indicó que los mismos estarán llegando en horas de la mañana de este miércoles 2 de abril.

En la Punta, no hubo presencia de pescadores. Las lanchas se encontraban estacionadas, respirándose tranquilidad.

En Arequipa, las actividades se desarrollan con toda normalidad. En los hospitales no se recibió a ningún herido. En los mercados, los comerciantes atienden con normalidad. Los centros escolares desarrollan sus actividades sin restricciones.

En Puno, las actividades se desarrollan también con normalidad. Los pobladores el distrito de Desaguadero sí sintieron los efectos del movimiento y salieron asustados de sus casas, sin que se produjeran daños materiales ni personales.