Trasladan a Máximo San Román al Ministerio Público

A su salida de la Comisaría de Lurín, el empresario aseguró que conducía su vehículo a 45 km/h cuando atropelló a una mujer. Aseguró que el dosaje etílico salió negativo.
Lima
00:00

El empresario Máximo San Román abandonó la Comisaría de Lurín, donde permanecía desde esta madrugada tras el accidente en el que atropelló a una mujer, ocasionándole la muerte.

El ex vicepresidente de la República, que se encuentra en calidad de detenido, declaró  a la prensa que conducía su vehículo a 45 km/h y, pese a ello, no pudo evitar arrollar a Sonia Yangali Morales (44).

La infortunada mujer fue arrollada a la altura del kilómetro 34 de la Panamericana Sur. Según las primeras versiones del hecho, Yangali Morales cruzó imprudentemente la vía, pese a tener a pocos metros un crucero peatonal.


San Román fue trasladado al Ministerio Público.