Venezuela recibe cuadro de Matisse que le fue robado en 2002

La "Odalisca con pantalón rojo" obra del pintor francés Henri Matisse, que había sido robada del museo de Caracas, está valorada entre 10 y 12 millones de dólares.
AFP

La obra "Odalisca con pantalón rojo", del francés Henri Matisse, robada de un museo de Caracas en 2002 y valorada entre 10 y 12 millones de dólares, arribó este lunes nuevamente a Venezuela y se encuentra "en buen estado", informaron las autoridades del país caribeño.

"Nos han informado que la obra no tiene mayores daños en su estructura pictórica, no así en los bordes de la obra que requiere un tratamiento especial pero es una buena noticia que la conservación general de la obra está en buen estado", dijo a periodistas el ministro de Cultura de Venezuela, Fidel Barbarito.

El ministro ofreció declaraciones desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía que sirve a Caracas, al que asistió para recibir el cuadro proveniente de Estados Unidos, un viaje que se hizo bajo la custodia de un representante del Ministerio Público de Venezuela.

Barbarito señaló que aún se debe completar un procedimiento de traslado, pues aunque la obra ya está en territorio venezolano, "debe mantenerse durante 72 horas en su embalaje para su climatización, su asentamiento, para que pueda ser sometida luego al tratamiento de restauración".

El ministro comentó, asimismo, que mañana se realizará un acto de "entrega formal" de la pintura de parte de la Fiscalía al Ministerio de la Cultura y que, una vez completada la recuperación "de los bordes" la obra será expuesta en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas.

Además, informó que se realizarán exposiciones y "actividades de formación, de interpretación de sensibilización" sobre el Matisse recuperado.

Antes, desde Texas (EE.UU.) el titular de la Dirección de Actuación Procesal de la Fiscalía de Venezuela, Joel Espinoza, informó que ya la pintura estaba "en poder del Estado venezolano" y "en extraordinario estado de conservación, salvo ligeros detalles en los bordes".

El 3 de agosto de 2012, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, denunció que Estados Unidos no respondía a sus peticiones sobre el cuadro y que extraoficialmente conocía que el cubano Pedro Antonio Marcuello Guzmán, entonces de 46 años, y la mexicana María Martha Elisa Ornelas Lazo, de 50, habían intentado venderlo.

La emisora caraqueña Globovisión difundió entonces fragmentos de las grabaciones del FBI, y en una de ellas se aprecia a una mujer, supuestamente Ornelas, que sostiene que la obra fue reemplazada por trabajadores del museo venezolano y que ella y Marcuello eran ahora los dueños de la pintura original.

Según las declaraciones de Ornelas difundidas por el canal, "los empleados del Museo de Caracas fueron quienes hicieron el cambio de esta obra, la original, a una falsa".

Marcuello y Ornelas fueron condenados en Miami a 33 y 21 meses de prisión, respectivamente, luego de que se declararan culpables.

El 7 de agosto 2013, el canciller de Venezuela, Elías Jaua, ordenó la repatriación "inmediata y definitiva" del cuadro, después de que expertos franceses verificaran la autenticidad de la obra.

La directora de los Archivos Matisse de París, Wanda de Guebriant, "máxima autoridad mundial" en el tema, certificó la obra, "lo cual permite iniciar los pasos para el pronto regreso de este patrimonio artístico de todos los venezolanos", dijo entonces Jaua.

La "Odalisca con pantalón rojo", que data de 1925, fue comprada en 1981 por la entonces directora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, Sofía Imber, por 480.000 dólares a una galería de Nueva York.

EFE