Poder Judicial sentenció a 11 años de prisión efectiva a Adriano Pozo. | Fuente: Foto: Andina

La Policía Nacional del Perú dispuso que la Inspectoría General de la institución realice una investigación administrativa disciplinaria contra los que resulten responsables al interior de la Policía Judicial Lima Norte por no tramitar la orden de captura contra Adriano Pozo, agresor de Arlette Contreras, tras ser sentenciado a 11 años de pena privativa de libertad.

Esta tarde la Corte Superior de Justicia de Lima Norte informó que la oficina de la Policía Judicial de Lima Norte no tramitó la orden enviada por el Juzgado Penal Colegiado Permanente debido a que el mandato judicial no fue enviado dentro del horario administrativo; es decir, hasta las 5 de la tarde.

"La Policía Judicial de la PNP, por la naturaleza de su función, no cuenta con horario administrativo para la recepción de mandatos judiciales, para lo cual el servicio es de 24 horas ininterrumpidamente", señaló la institución.

Ante esta situación, la Policía Nacional del Perú procedió también al inmediato relevo del oficial superior jefe de la Policía Judicial Lima Norte.

Finalmente, precisaron que, tras conocer la imposición de once años de pena privativa de libertad contra Adriano Pozo por el delito de feminicidio en grado de tentativa, la Policía Judicial "activó las alertas correspondientes para proceder a la ubicación y captura".

¿Qué opinas?