Los cuerpos fueron abandonados en un descampado en SMP. | Fuente: RPP Noticias

Gran conmoción ha causado el hallazago el pasado lunes de restos descuartizados de dos hombres en bolsas dentro de la estructura abandonada del exterminal de Fiori, en San Martín de Porres

El coronel PNP Gino Malaspina confirmó que se trata de troncos en bolsas y que los restos fueron dejados en el primer nivel y en el sótano del terreno abandonado. En tanto, dos testigos de la escena fueron llevados a la Unidad de Homicidios.

"Estas dos personas refieren que, en horas de la madrugada, dos sujetos pretendían dejar una bolsa en este lugar. Fueron advertidos por ellos y huyeron del lugar. También refieren que estas dos personas retornaron con combustible con la intención de quemarlos”, contó.

De inmediato, cerca de 20 agentes de la Policía Nacional del Perú y representantes de la Fiscalía acudieron al lugar para iniciar las investigaciones, mientras que el cuerpo fue llevado a la Morgue Central de Lima. A las pocas horas se reveló que una de las víctimas es Jafet Torrico Jara, natural de Ica.

Este miércoles, se identificó a la segunda víctima descuartizada. Se trata de Rubén Mauricio Matamoros Delgado (22), de nacionalidad venezolana. Sus padres reconocieron sus restos a partir de un tatuaje en la Morgue Central de Lima.

Policía intervino a un hombre en hostal

Un día después de conocerse el hecho, la Policía intervino durante la madrugada a un hombre, que estaría vinculado con el asesinato y descuartizamiento de las dos personas, dentro del hostal Señor de Sipán, ubicado a pocos metros del exterminal de Fiori.

Fuentes policiales informaron a RPP Noticias que el intervenido, de nacionalidad venezolana, tenía en su poder una mochila y un bolso que serán sometidos a pruebas.

Las autoridades llegaron a este hostal, luego de que encontraran en las maletas donde estaban los restos desmembrados una toalla con el nombre de este negocio.

Las fuentes consultadas señalan que la Policía realizó pruebas con luminol en el hostal, y encontró huellas y rastros de sangre que serán analizados para determinar su origen.

En tanto, el administrador del hospedaje aseguró que dos ciudadanos venezolanos que se alojaban en el hotel desaparecieron desde que se hizo público el hallazgo de los cuerpos. De acuerdo con su versión, se fueron sin pagar la cuenta.

Cámaras captaron movimientos sospechosos

Un día después del hallazgo, y tras la detención de un sospechoso, cámaras de seguridad captaron a dos sujetos sacando bolsas del hotel Señor de Sipán, vinculado con los cuerpos descuartizados encontrados ayer, y subiéndolas a un automóvil modelo Station Wagon, color blanco.

En las imágenes se ve a dos hombres cargando las bolsas negras y de rafia, que según las investigaciones coinciden con las características de las encontradas en el exterminal Fiori y en la urbanización Los Eucaliptos, en el Rímac.

 

La situación de los detenidos

Hasta el momento, cinco intervenidos en la víspera permanecerán detenidos mientras continúan las investigaciones, según fuentes policiales consultadas por RPP Noticias. Se trata de las ciudadanas venezolanas Ludy del Carmen Vásquez Jaimes y Odalis del Valle Sala, además de los peruanos Tom Barrientos Montoya y Javier Novoa Rodríguez, este último dueño del hotel Señor de Sipán, donde habrían ocurrido los asesinatos.

En tanto, el taxista Raúl Bodero Serna, quien ayudó a transportar en su vehículo los restos descuartizados de dos personas, fue liberado tras ser interrogado por la Policía en la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), en la avenida España, en el Cercado de Lima.

A su salida, en horas de la madrugada, el conductor aseguró no haber participado en el asesinato y posterior descuartizamiento de dos personas, y que jamás se imaginó que en las bolsas que metió en su vehículo estaban los cuerpos descuartizados.

Municipalidad de SMP clausuró hospedaje

La Municipalidad de San Martín de Porres (SMP) clausuró este martes el hospedaje Señor de Sipán, local investigado por la Policía como posible escenario del asesinato de dos hombres cuyos restos fueron encontrados en dos lugares del distrito y en otro punto del Rímac.

En un operativo realizado esta tarde, los fiscalizadores municipales tuvieron que entrar por un local contiguo debido a que ningún trabajador respondió al llamado de la puerta. Cuando finalmente lograron ingresar, los empleados del hospedaje impidieron el paso a los municipales indicando que no tenían autorización para permitir su ingreso.

Ante la negativa, se procedió con la clausura temporal del local y de un restaurante ubicado en la primera planta, por impedir la fiscalización municipal. El propietario del hostal fue multado con el pago de 4200 soles, una UIT.

¿Qué opinas?