Los vecinos han interpuesto la denuncia en la Comisaría de Huaycán.
Los vecinos han interpuesto la denuncia en la Comisaría de Huaycán. | Fuente: Imagen referencial: Google Street View

La Defensoría del Pueblo exhortó al Ministerio Público a identificar y sancionar a los responsables de los presuntos actos de tortura y agresiones físicas perpetrados durante la madrugada del pasado 4 de julio en Huaycán contra más de media decena de personas que fueron intervenidas por infringir la medida de inmovilización social obligatoria.

A través de un documento dirigido a la Fiscalía Provincial Penal de Turno de Huaycán, el jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Lima Este, Manlio Álvarez, solicitó a la entidad actuar de manera conjunta con la Policía Nacional para realizar las diligencias de forma célere, con la finalidad de identificar e individualizar a los presuntos responsables de los hechos.

De acuerdo a la información recogida por la institución, tras ser intervenidas, las víctimas fueron trasladadas a un descampado de la zona donde habrían sido torturadas y golpeadas por miembros de las fuerzas del orden y de serenazgo de Ate.

Ante las declaraciones formuladas por los propios testigos, la entidad solicitó también a la Fiscalía actuar de oficio en aquellos casos donde las víctimas, por temor u otras circunstancias, no hayan acudido a la comisaría del sector a presentar sus denuncias sobre los mismos hechos.

Finalmente, recordó a las víctimas de estas agresiones que deseen interponer sus denuncias, que pueden comunicarse -con suma confidencialidad- con la institución para recibir atención.

Días atrás, una vecina de la zona de Huaycán, en Ate, denunció que militares golpearon brutalmente a su esposo por incumplir el toque de queda impuesto por el nuevo coronavirus.

A través del Rotafono, Palmira Quispe Álvarez aseguró que su esposo, José Morón Cornejo, fue intervenido la madrugada del 4 de julio por un grupo de militares y serenos de la jurisdicción.

Según su versión, los militares, en vez de llevarlo a la comisaría por la falta cometida, lo llevaron a un descampado, donde -aseguró- lo desnudaron y lo golpearon con un palo.

La mujer dijo que su esposo salió de madrugada para ir a hacer compras al Mercado Mayorista de Huaycán, por lo que tenía dinero entre sus pertenencias. De acuerdo con su relato, los soldados intentaron quitárselo.

“Él mostró su documento y mostró que tenía dinero, y el ‘cachaco’ le quiso quitar su dinero. Entre tres, los agarraron y lo subieron al carro del Serenazgo y lo llevaron al pampón. Dice que lo han calateado, los han hecho arrodillarse, le han tirado tierra en la boca en la oreja”, sostuvo.