La menor de 11 años seguía un curso de pedrería en la comisaría. | Fuente: RPP/Captura Google

La tarde del jueves, la menor de iniciales M.X.V.R de 11 años fue reportada como desaparecida en el distrito de San Juan de Lurigancho luego de que su padre la acompañara a la comisaría de Canto Rey, en donde seguía un curso de verano. Esta mañana, el cuerpo de la niña apareció calcinado en plena vía pública.

Según declaraciones del padre de la menor, la madre se encargaba de acompañar a su hija todos los martes y jueves hasta la comisaría en donde llevaba un taller de manualidades. Sin embargo, la tarde del jueves, fue el padre quien tuvo esta tarea.

“Llegué en mi auto y me estacioné a dos metros de la puerta de la comisaría. Ella se despidió y bajó. No la vi ingresar y en la cámara de seguridad de la comisaría no se puede ver si es que esto fue así porque hay un árbol que tapa la puerta principal”, indicó el padre Jaime Vellanada a Latina.

A su salida, la madre indicó que no la encontró y le comentaron que tampoco había asistido. La familia reportó la desaparición de la menor en esta misma comisaría en horas de la tarde, pero esta mañana su cuerpo fue hallado en llamas a 10 minutos de la dependencia policial. Vellanada señaló a RPP que tenía algunos problemas judiciales, denuncias por estafa y pidió justicia.

A través de un comunicado la Policía Nacional (PNP) informó que "ha conformado un equipo especial de la División de Investigación de Homicidios de la DIRINCRI, para esclarecer los hechos". Además un equipo de la Inspectoria General de la PNP realizará "las investigaciones correspondientes".

El Ministerio Público señaló a través de su cuenta de Twitter que la Tercera Fiscalía Provincial Mixta de San Juan de Lurigancho abrió investigación por el caso de la menor. 


¿Qué opinas?