Así lució el ring de la marca azul este viernes. | Fuente: WWE

La lucha libre es más que un combate: es un espectáculo. Por lo mismo, la complicidad de los fanáticos es muy importante en el impacto de algunas historias y peleas. WWE sabe de esto, pero también conoce la gravedad de la pandemia por el coronavirus, por lo que tuvo que realizar su primer episodio de SmackDown sin público.

Cancelando su fecha en Detroit, la compañía de Vince McMahon tuvo que regresar a sus orígenes, al centro de entrenamiento de sus luchadores, Perfomance Center, en Orlando. Con los asientos vacíos, Triple H dio inicio al show.

“Siéntense y relájense. Y si es posible, olvídense de todo lo que está sucediendo en el mundo. Queremos ponerle una sonrisa en sus caras. Bienvenidos al Friday Night Smackdown”, dijo el reconocido combatiente y miembro de la junta directiva.

Los luchadores supieron llevar esta desventaja de estar sin público con alegría. Morrison y Miz pedían que gritarán si consideraban que eran malos luchadores y Bryan hacía su símbolo del “yes” con “ellos”.

Hubo retornos esperados. El más grande fue el de Jeff Hardy, quien derrotó a Baron Corbin gracias a la distracción de Elías. Por otro lado, John Cena tuvo un careo ante Bray Wyatt previo a su lucha en WrestleMania.

El más entusiasmado con la noche fue Triple H, quien estuvo de presentador, comentarista y hasta camarógrafo de SmackDown. “Esta noche fue un esfuerzo que reunió a todo WWE para que podamos salir al aire y entretener a nuestro elemento más importante ... USTED”, dijo vía Twitter.

Este lunes pasará lo mismo en RAW: se realizará sin público. Sin embargo, la duda mayor es sobre la posible postergación o cancelación de WrestleMania 36.

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!

¿Qué opinas?