El serbio Novak Djokovic, vencedor de las tres últimas ediciones del Abierto de Australia, doblegó con autoridad al eslovaco Lukas Lacko, por 6-3, 7-6(2) y 6-1, en su estreno en Melbourne.

El número dos de la clasificación mundial evitó sorpresas en el primer set y tomó una ventaja de 6-3 tras romper en dos ocasiones el servicio de su rival.

Diecisiete errores no forzados impidieron al serbio tomar ventaja en la segunda manga, aunque Djokovic resolvió el desempate con un brillante 7-6(2).

En el tercer set, el segundo favorito minimizó sus errores y firmó su primera victoria en el Abierto de Australia con el definitivo 6-1 en poco menos de dos horas.

Ante la mirada del campeón alemán Boris Becker, que se ha unido a su equipo como entrenador, el serbio mantuvo su invicto, que perdura desde su derrota en la final del US Open ante Rafael Nadal en septiembre pasado.

"Era mi primer partido oficial desde hace cinco o seis semanas. Luché para encontrar el buen posicionamiento en la pista", explicó Djokovic, que se enfrentará al argentino Leonardo Mayer, 98º mundial, en la siguiente ronda.

EFE