EFE

Caterine Ibargüen escribió un capítulo de oro en la historia del atletismo colombiano al proclamarse campeona del mundo de triple salto con una marca de 14,85 que regala al país la tercera medalla en unos Mundiales.

Dos años después de convertirse en la primera atleta colombiana que ganaba una presea en campeonatos del mundo -bronce en Daegu-, Ibargüen, actual subcampeona olímpica, obtuvo en el estadio Luzhnikí el primer título mundial para Colombia.

Estaba invicta este año y, en ausencia de la campeona olímpica, la kazaja Olga Rypakova, compartía el cartel de favorita con la defensora del título, la ucraniana Olha Saladuha, que el martes había encabezado el ránking de finalistas con 14,69.

Pero Ibargüen derrotó este año a Saladuha -campeona de Europa y bronce olímpico en Londres 2012- en las cuatro reuniones de la Diamond League en que se han enfrentado (Shanghai, Eugene, Oslo y París) y hoy volvió a hacerlo.

De hecho, Saladuha tampoco fue segunda. La medalla de plata, con 14,81, fue para la rusa Ekaterina Koneva, campeona de la Universiada, mientras que la ucraniana se consolaba con el bronce (14,65).

Ibargüen empezó con un nulo, pero en segunda ronda, como respuesta a los 14,81 de Koneva, voló hasta los 14,85, igualando el mejor salto mundial del año. 

EFE