Juan Martín del Potro es un tipo sencillo, y pese a que su nombre ha ingresado al salón de los famosos tras vencer a Roger Federer en la final del US Open, el tenista argentino recordó que además de deportista es una persona normal, de carne y hueso.

"Delpo" fue entrevistado este domingo por la cadena Todo Noticias de Buenos Aires y confesó que el título del abierto norteamericano tiene una dedicatoria especial:

"Se lo dedico a los mismos de siempre, a los que estuvieron conmigo desde que gané mi primer torneo future, a mis amigos, a la gente que quiere lo mejor para mí, a mi familia y en especial a mi hermana que está en el cielo, es para ella todos mis partidos", comentó Juan Martín.

El joven tenista tandilense indicó además que tras su triunfo ante Federer recibió el saludo de personajes de la talla de Martín Palermo, Lebron James y el músico estadounidense Justin Timberlake.

Consultado sobre cuál es su próximo sueño a cumplir, dijo que ser el número uno del mundo es un asignatura pendiente que en algún momento logrará.